Con la misma fuerza que hizo posible la Patria

MATANZAS.—Los más longevos testigos debieron evocar a los barbudos que enardecidos y con los estragos de la lucha en el rostro y el cuerpo, pero dotados de espíritu triunfante, saludaron aquel 7 de enero a los miles de matanceros que se congregaron a lo largo de la carretera central y en los espacios escogidos para vitorear a los integrantes de la Caravana de la Libertad.

 

 

 

Tras 57 años y con la puntualidad de aquel día, algunos de aquellos protagonistas y sobre todo la nueva generación integrada por pioneros, estudiantes, trabajadores y representantes de diversas organizaciones sociales volvieron a aclamar de forma simbólica a los rebeldes, que encabezados por Fidel, hicieron posible el sueño de José Martí.

 

Las muestras de apoyo se iniciaron en las primeras horas de la mañana de este jueves en las cercanías del poblado de San Pedro de Mayabón, en el municipio de Los Arabos, sitio donde la representación de la provincia asumió procedente de territorio villaclareño la bandera que identifica a los columnistas y el paso de la Caravana. Algo después se reunieron en un área a las afueras de la cabecera municipal, ceremonia presidida por Te­resa Rojas Monzón, primera secretaria del Partido en Ma­tanzas.

 

En Colón, tierra natal del Médico del Moncada Mario Mu­ñoz Monroy, la población se adueñó de las calles para rememorar el histórico suceso. Las muestras de admiración y respeto de parte del pueblo por aquellos caravanistas, ataviados con los míticos uniformes verde olivo del Ejército Rebelde, se hi­cieron presente a todo lo largo del trayecto hasta la ciudad de Matanzas.

 

Ya en horas de la noche tuvo lugar el acto político-cultural en el Parque de la Libertad, justo al frente del balcón principal del Palacio de Gobierno, donde el líder de la Revolución habló al pueblo. En la ceremonia, a la que asistieron combatientes de varias generaciones de matanceros, la juventud reafirmó el compromiso de no dejar caer la bandera enarbolada por la dirección histórica de la Revolución.

 

Al igual que lo hizo entonces Fidel, los columnistas se desviaron de la trayectoria de la Caravana de la Libertad para visitar la ciudad de Cárdenas y rendirle tributo a José Antonio Echeverría. El 8 de enero de 1959, a pocas horas de entrar victoriosas las fuerzas rebeldes a la capital del país, el Jefe de la Revolución Cubana visitó la Ciudad Bandera en homenaje al joven valeroso que ofrendó su vida en marzo de 1957.

Videos


Artículos Relacionados