Viaje de Obama es un paso hacia nueva relación

WASHINGTON.—El anuncio de la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a Cuba los próximos 21 y 22 de marzo ha provocado reacciones entre diversos analistas políticos.

 

En un artículo titulado El viaje de Obama a La Habana, un paso para consolidar el cambio de política hacia Cuba, el catedrático en la Universidad de Texas y experto en política latinoamericana y estadounidense, Arturo López-Levy considera que el viaje del presidente estadounidense “es un reconocimiento a la resistencia nacionalista cubana contra la política de embargo/bloqueo”.

 

En el texto publicado en la edición digital y en español de la cadena CNN, el autor agrega que la estancia de Obama “puede acelerar el desmontaje de las sanciones fi­nancieras. El De­partamento del Te­soro tiene todavía mucho que cambiar en términos de su aplicación de multas a bancos extranjeros. La Casa Blanca puede crear una licencia general que autorice el uso del dólar en las transacciones con Cuba para todas las instituciones financieras estadounidenses”.

 

Sobre la proyección de la visita de Obama al interior de Estados Unidos, López-Levy dijo a BBC que “llegará justo después de las elecciones primarias de la Florida, bañándolas con el tema cubano, un área en la que la política del presidente es muy popular entre el público norteamericano”.

 

“Frente a la parálisis del Con­greso, una visita de Obama ratificaría el nuevo curso del Ejecutivo hacia Cuba: más cooperación, en más temas, tan frecuentemente como lo permitan las leyes”, añadió el especialista en otro momento.

 

Por su parte, Eric Langer, director del Centro de Estudios Lati­noamericanos de la Uni­ver­si­dad de Georgetown asegura que “esta decisión supone un primer gran paso en la nueva relación de Estados Unidos con Cuba en particular, pero también de Washington con el resto de las naciones de América Latina”.

 

El paso del inquilino de la Casa Blanca por La Habana forma parte de una gira que lo llevará también a Ar­gentina. Con su viaje, Obama se convertirá en el primer mandatario estadounidense en pisar suelo cubano desde 1928 cuando lo hiciera el entonces presidente Calvin Coolidge. En esa ocasión, Coolidge dio un discurso durante la 6ta. Con­ferencia Internacional de Estados Ameri­ca­nos, en plena dictadura de Gerardo Machado.

El propio Obama dijo este sábado durante el discurso semanal que difunde la Casa Blanca que su estadía en La Habana será una oportunidad para seguir avanzando en la normalización de los nexos entre ambos países.

“Me reuniré con el Presidente Raúl Castro para discutir cómo continuar normalizando las relaciones, incluido hacer más fácil el comercio, el acceso a Internet de los cubanos y la apertura de negocios propios”, aseguró. (SE)

Videos


Artículos Relacionados