Republicanos critican plan de Obama para cerrar cárcel en Guantánamo

Washington, 23 feb (PL) El opositor Partido Republicano criticó el plan presentado hoy por el presidente Barack Obama para cerrar la cárcel en Guantánamo, alertando sobre el peligro de traer terroristas a Estados Unidos.


Varios miembros del "Grand Old Party" usaron las redes sociales para sabotear la propuesta de Obama, para quien cerrar la mencionada prisión es lo correcto para la seguridad nacional, a nivel político y económico.

 

Sin embargo, la posibilidad de relocalizar a terroristas peligroso en territorio estadounidense es usada por los representantes azules para socavar esta propuesta presidencial, la cual también califican de anticonstitucional.

Tim Scott, senador por South Carolina, advirtió que usará todo medio a su alcance para impedir lo que consideró un plan "ilegal y temerario", pues su estado está entre los posibles destinos futuros de los detenidos.

 

A su vez, el representante por Arizona John McCain consideró la propuesta de Obama un "vago menú de opciones, no un plan creíble para cerrar Guantánamo, ni una política coherente para lidiar con futuros presos terroristas".

 

"Tras años de retórica, el presidente aún tiene que decir cómo y dónde encerrará a los detenidos, incluso aquellos que su administración considera demasiado peligrosos para liberar", declaró el excandidato presidencial.

 

McCain, actual director del Comité de Asuntos Militares del Congreso, estimó que Obama perdió una oportunidad de convencer a los estadounidense de que tenía un plan responsable para cerrar la cárcel ilegalmente emplazada en Guantánamo.

 

Los líderes republicanos en ambas Cámaras del Congreso han vetado anteriormente la transferencia de detenidos de Guantánamo a Estados Unidos, opuestos a un cambio en la legislación anti-terrorista justo en año electoral.

 

Para el senador Paul Ryan, el plan de Obama es una promesa de campaña que compromete la seguridad nacional, y no explica al contribuyente detalles sobre el costo y la localización de una instalación carcelaria alternativa.

 

Obama sabía que la oposición política sería dura, pero urgió a los legisladores a considerar el plan, insistiendo que el miedo a terroristas en suelo estadounidense es infundado.

 

"Un puñado de terroristas realmente peligrosos están aquí en Estados Unidos y no han ocurrido incidentes", enfatizío el presidente, que invocó la propia seguridad nacional para darle una oportunidad a su propuesta, incluso en año electoral.

 

Por lo pronto, su plan evalúa 13 posibles localizaciones para una nueva cárcel en Estados Unidos, y aunque no recomienda un sitio específico, el Pentágono exploró facilidades en Charleston, Fort Leavenworth y Canon City, entre otros lugares.

Videos


Artículos Relacionados