RADIO JARUCO

Font Size

SCREEN

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

Martí, como luz de aurora para Tony y los Cinco

En el invierno pasado una exposición de pintura recorría Cuba bajo el título: El verdadero Hombre. Se trataba de ocho dibujos hechos al pastel que mostraban el rostro de una persona entrañable para los cubanos.

 

Las pinturas nacieron en una sala de trabajo en la prisión de Marianna, en Florida a cientos de kilómetros de Cuba. Cuentan que el prisionero que las creó pasaba más de cuatro horas diarias rodeado de crayones y pinceles conversando con las fotografías de Liborio Nobal y Arturos Suárez que le servían como modelo para recrear y repetir aquella cara desconocida para el resto de los reclusos.

 

Dicen, que cuando los compañeros le preguntaban sobre la identidad de esa persona que él se afanaba en dibujar, daba siempre una respuesta breve, rotunda, absoluta: "Es el Héroe Nacional de Cuba; héroe además de toda nuestra América, José Martí".

 

Y el prisionero continuaba su trabajo y parecía que conversaba con el hombre que estaba pariendo con sus manos, y con esa certidumbre se reiteraba: «el verdadero hombre no mira de qué lado se vive mejor, sino de qué lado está el deber».

 

Días después, los ocho retratos llegaron a Cuba y fueron apreciados por millones de personas a lo largo de la Isla. Allá, en Marianna, el prisionero pintor, Antonio Guerrero Rodríguez emprendería otras cruzadas plásticas, pero en lo adelante estaría iluminado por esa luz de aurora que solo dan algunos hombres después de muertos como José Martí.

 

Confiesa el propio Tony que existe un lazo muy íntimo y profundo entre los Cinco y José Martí a pesar de vivir en tiempos tan distintos y distantes, pues padecieron el dolor infinito del presidio, vivieron en el monstruo para conocer sus entrañas y descifrar su maldad, y supieron actuar y vivir para los demás porque como el Maestro advertía: Los malos triunfan, solo donde los buenos son indiferentes".

Usted está aquí: Comentarios Martí, como luz de aurora para Tony y los Cinco