RADIO JARUCO

Camilo y Che dos colosos universales

Con la llegada de este nuevo 8 de octubre comienza a celebrarse en el país la jornada ideológica Camilo – Che, en señal de perpetuo respeto y tributo a dos hombres inolvidables e inigualables, Camilo Cienfuegos Gorriarán y Ernesto Guevara de la Serna.

La ya tradicional jornada se extiende hasta el día 28 de octubre, día en que el mar se cubre de flores dedicadas al Comandante Camilo.

Escribir de hombres así es bien difícil, creo que no existan palabras que resuman toda la grandeza que emana de sus ejemplos. El Che serio e incansable; Camilo temerario y sonriente.

Ernesto, tan cubano como el que más, médico, estadista, guerrillero, internacionalista, trabajador incansable, hombre firme, humano, sencillo, sumamente valiente, universal y Antimperialista hasta los huesos.

Camilo, eterno joven rebelde, cubano nato, dicharachero, jovial, jaranero, con un coraje y determinación asombrosos, no por gusto se le conoce como el Señor de la Vanguardia, tan grande es, que Fidel lo definió como la imagen del pueblo cubano.

Tanto miedo le tenían al Che, que tuvieron que rematarlo cobardemente, sin poder comprender que a un hombre así no se puede matar ni con todas las balas del mundo. Hoy, sus ideas y su ejemplo es himno de combate para los pueblos que como el nuestro, no se doblegan ante las amenazas imperiales.

Camilo fue sorprendido por el destino en un fatal accidente aéreo, pocas veces se vio más triste al pueblo de Cuba, inolvidable su último discurso aquel 26 de octubre de 1959 cuando declamó en el Palacio de la Revolución los versos del poema Mi Bandera, de Bonifacio Byrne.

Retomando palabras del Che en su carta de despedida a Fidel en 1965, pienso que no vale la pena emborronar cuartillas, porque no existen palabras que puedan expresar el amor, respeto y admiración que siento por estos dos gigantes y el enorme orgullo de saber que son hijos de América, de Argentina, de Cuba y de todos los pueblos oprimidos del mundo.