Ecuador en vilo por réplicas perceptibles de gran sismo

Quito, 22 abr (PL) Sucesivas réplicas de un terremoto de 7,8 grados de magnitud ocurrido el pasado 16 de abril, mantienen hoy a Ecuador en alerta por las consecuencias fatales en la costa noroccidental del país.


Mientras las labores de recuperación de los cuerpos de víctimas continúan, pocos pueden conciliar el sueño en provincias y ciudades del norte como esta capital, donde las réplicas han sido perceptibles.

 

El Instituto Geográfico registró ayer un sismo de 6,1 grados de magnitud a las 22:03, frente a las costas de Jama, que marcó el inicio de un enjambre, pues a los pocos minutos le siguieron eventos de magnitudes inferiores, entre 4,0 y 5,0 grados en la escala de Richter.

 

La entidad anotó a las 22:20 otro sismo de magnitud 6,0 en la misma zona, y nuevos movimientos telúricos aparecieron a intervalos.

 

Según el Instituto Geográfico, todos los eventos son réplicas del terremoto del sábado anterior, que alcanzó los 7,8 grados de magnitud, y fueron sentidos en las provincias de Manabí, Esmeraldas y en ciudades como Santo Domingo, Guayaquil y Quito.

 

Las réplicas pueden continuar por días, semanas, o incluso meses, precisó la institución en un comunicado.

 

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, recorría la ciudad de Bahía de Caráquez, en la más afectada de las provincias, Manabí, cuando comenzó la cadena de temblores y enseguida publicó un mensaje de consuelo.

 

Tres réplicas, dos bastante fuertes. Una con epicentro cerca de Jama, otra con epicentro cerca de Canoa. Guardar calma. Personal IG (Instituto Geográfico) dice que es normal, y que en promedio se deben esperar unas diez réplicas de esa magnitud. íÁnimo!, escribió en su perfil en la red social Twitter.

 

Por su parte, el ministro Coordinador de Seguridad, Cesar Navas, también apeló a las redes sociales para enviar un mensaje de calma e informar que no existe amenaza de tsunami.

 

Desde el gran terremoto del 16 de abril, se han registrado alrededor de 600 réplicas en Ecuador, que mantienen muy asustadas a las poblaciones.

 

Por una parte, los sobrevivientes de la costa se niegan a dormir en lo que queda de casas y cuando el sueño les vence prefieren permanecer al aire libre. Por otra, los habitantes de ciudades como Quito viven con la tensión de tener que correr para alejarse de estructuras peligrosas.

 

Hasta el momento, la Fiscalía General del Estado indica que el número de muertos a consecuencia del sismo del sábado es 587.

 

Correa proseguirá este viernes su recorrido por territorios afectados como San Vicente, Canoa, Jama, y Pedernales, entre otros.

Muchos ecuatorianos evitaron las camas y eligieron pasar la noche sentados, vestidos y en alerta por si la tierra comenzara a temblar fuerte, otra vez.

Videos


Artículos Relacionados

Variados