Real Madrid, rey de Europa con su oncena Champions

La Champions League pasó a la historia, el 28 de mayo fue noche de festejos en Madrid, pero a favor del Real, que ganaron la undécima, sí la Copa de Europa número once, lo que agranda más si es posible la rica historia del que fuera mejor club del siglo XX.

 

 

Eso sí, el Real Madrid las tuvo tiesas, enfrente estaba el otro equipo grande de la capital española, el Atlético, un equipo que de la mano del Cholo Simeone es durísimo, y nadie lo dude juega buen fútbol, y si no que le pregunten al Barcelona y Al Bayern Munich que los dejó en el camino.

 

Pero si me preguntaran un titular para la final diría que el Madrid ganó el título que no quiso el Atlético, porque fue más o menos así en líneas generales. Decía el Cholo que la vida no da revanchas si no segundas oportunidades, pero en esta ocasión ellos jugaron 90 minutos mejor que el Madrid, pero curiosamente creo yo, les faltó lo que más tienen para matar el partido, el corazón, el hambre y la ambición del campeón, y en eso el Real es campeón histórico.

 

El Real Madrid le entró por los ojos al Atlético, les dio un baño durante los primeros 30 minutos de juego. Sergio Ramos, abrió la cuenta, y con más de 10 revisiones de secuencias fotográficas el central merengue está en línea cuando cabecea Garet Bale, y al descanso se fueron ya con un equipo colchonero mejorando su juego y poniendo en aprietos al Madrid.

 

El segundo tiempo fue del Atlético que salió en tromba a por el empate y el Madrid aguantando y apostando a un contragolpe. En resumen, penalti de Pepe, en una apresurada falta al niño Torres, y fallo de Griezman desde los once pasos, el balón estrello en el larguero, pero el Atlético no se amilanó y a pesar de esta gran oportunidad perdida logró el empate cerca del final por intermedio de uno que jugó muy bien, Yannick Carrasco, justo después que Bale y Cristiano desperdiciaran el 2-0 del Madrid.

 

Al entrar en los tiempos extras y es ahí donde digo que le faltó ganas y ambición al Atlético, ya el Madrid jugaba sin Carvajal, que se había marchado lesionado y su sustituto Danilo era un caramelo, Zidane a mi juicio se equivocó en dos decisiones, primero demoró mucho a Benzemá en la cancha, para mí el peor del Madrid, y segundo sacó a Toni Kross por Isco. En los 30 de alargue ya el Real no tenía alternativas y tenía sobre la cancha a tres pilares en un estado físico muy malo, Modric, Bale y Cristiano se veían acalambrados y lentos, y aún así el Real volvió de mano del orgullo y los consejos de Zidane a tirar de su casta y fueron mejor en el alargue estuvieron más cerca del gol que los colchoneros.

 

Y ya los penales fueron otra cosa, por el Madrid, Lucas Vázquez, Marcelo, Bale, Ramos, habían marcado, y por el Atlético, Griezman, Torres,y Gabi, hasta que en el cuarto lanzamiento del Atlético Juanfran, de los mejores del partido con la asistencia del empate, pisó muy cerca del balón con su pie de apoyo y su disparó rozó las manos de Keylor y se estrelló en la base del poste, ahí todo quedó listo para que CR7 lanzara el quinto del Madrid, un penal que valía una Champions, y donde han fallado otros el portugués no falló, adentro ya festejar la undécima.

 

Fue un partido duro, intenso donde se destacaron todos, pero las palmas se las llevaron del lado merengue, Casemiro que se doctoró con su juego en el mediocampo, la dupla Pepe-Ramos, y el dúo Modric-Kross fue imperial, y delante Garte Bale y Ronaldo cumplieron un gran partido, sobretodo en la solidaridad defensiva, los demás Danilo y Benzemá fueron los mejores aliados del Atlético, Isco por su parte no aportó mucho y Lucas Vázquez jugó de maravillas sobretodo por la frialdad con que lanzó el primer penal, y Keylor estuvo bien pero sin mucha actividad.

 

Pero del lado Atlético Oblack fue un muro, los cuatro de la defensa bien en todo momento, sobretodo Juanfran y Godín, los de la madia igual, con Saúl, Kobe y Gabi, que partidazo de Gabi, para mí el mejor sobre la cancha, lo que hizo Carrasco cuando entró y su golazo del empate y la dupla de ataque regular, Torres y Griezman estuvieron mayormente controlados por los centrales del Madrid y la anticipación de Casemiro, y aunque cualquiera falla imperdonable la oportunidad que tuvo Griezman y desperdició.

 

Al final el Real Madrid se llevó a Cibeles la Undécima copa de Europa, y el Atlético perdió su tercera final europea, la segunda consecutiva ante su eterno rival.

 

Zidane que se ganó con buen trato, y buenas decisiones la continuidad en el banquillo merengue, debutó con la Orejona, que ya había ganado como jugador, segundo entrenador y ahora desde el banquillo, convirtiéndose además en el primer técnico galo en lograrlo.

 

En Madrid hay fiesta, el Real manda en Europa, y ahora pueden aspirar a dos títulos más este año, el de la Supercopa de Europa y el mundial de clubes, nada mal para un equipo que en enero estaba perdido con Rafa Benítez, la era Zizou comenzó con una orejona, corren buenos aires por el paseo de la Castellana, y se cuenta que la renovación de Cristiano Ronaldo está asegurada, nada que por el Santiago Bernabeu se respiran aires de tranquilidad de cara al mercado de fichajes, al Madrid la Champions le salvó de la guillotina a más de uno. Fue un campeón justo, entonces: ¡!!Hala Madrid, y nada más!!!

Videos


Artículos Relacionados