RADIO JARUCO

El Che, un hombre completo

Honrar, honra. Lo aprendimos de José Martí, por eso hoy nos honramos brindando un homenaje al Che, al inolvidable Ernesto Guevara. Un Hombre completo.
A Ernesto lo conocí por vez primera en una foto grande que tenía el abuelo, en ella el Che reía tras un buró y soltaba una bocanada de humo de un buen tabaco cubano, tendría yo unos 5 o 6 años. En la escuela poco a poco los profesores me fueron acercando a su figura y a su quehacer, y fui descubriendo al extraordinario guerrillero, médico, jefe y estratega militar, orador, internacionalista, económico, presidente de banco, y hombre ejemplo.

Porque si algo diferenció a Ernesto Guevara de la Serna, fue precisamente que durante toda su vida y lo sigue siendo después de su vil asesinato, es que siempre predicó con el ejemplo, sus palabras fueron siempre acción. No descansaba nunca.

El Che fue mucho más, y cuando fue hecho prisionero el ocho de octubre de 1967 en la Higuera en la hermana Bolivia, la CIA, ¡porque al Che lo asesinó la CIA!, pensó que se habían librado de uno de sus grandes problemas.

¿Acaso las balas, el cortar trozos de su cuerpo, el enterrarlo en lugares secretos, matarían al Che? ¿No sabía la CIA que a un hombre como el Che no se puede matar, porque es inmortal, porque un hombre así vive en cada hombre bueno, amante de la libertad y la justicia?

Su asesinato el 9 de octubre de 1967 pasada la una de la tarde, solo sirvió para multiplicar al Ernesto que hoy vive en los jóvenes, en los revolucionarios de muchos pueblos del mundo, ese que cada niño cubano pretende ser como él. El que aún representa una amenaza para el imperio porque son muchos que como él mismo dijo una vez en diciembre de 1964 en la ONU, y cito “Me siento tan patriota de Latinoamérica, de cualquier país de Latinoamérica, como el que más y, en el momento en que fuera necesario, estaría dispuesto a entregar mi vida por la liberación de cualquiera de los países de

Latinoamérica, sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, sin explotar a nadie.” Así nos sentimos y estamos aquí pero listos para apoyar todas las causas justas del mundo, en cualquier lugar.

Intentaremos seguir acercarnos al Che, seguir sus caminos, porque un hombre verdadero siempre cumple su palabra y de hombres verdaderos está hecha esta Revolución cubana que tiene mucho del Che en si misma.