Hemos tenido una Cumbre exitosa, afirman organizadores

“Hemos tenido una cumbre exitosa, con un debate muy sustancioso, donde predominó la armonía”, dijo el Embajador Manuel Aguilera, Director General de América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, al concluir la VII Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC).

 

Aguilera ofreció una conferencia de prensa junto a Alfonso Múnera, Secretario General de la Asociación, en el Salón Embajadores, del Hotel Habana Libre, donde está ubicada la sala de prensa para la reunión.

El tema del cambio climático ha estado en el centro mismo de las deliberaciones y se aprobaron tres importantes documentos -la Declaración de La Habana, el Plan  de acción para período 2016-2018 y un Comunicado especial sobre Venezuela-.  Ahora tenemos 34 naciones y organizaciones observadoras, en la organización, comentó Aguilera.

 

Esta Cumbre ha demostrado la profundidad en el tratamiento de los problemas principales de la región, además de que varios líderes se refierieron a la situación política del Caribe con un alto grado de consenso. “Ha quedado demostrado no solo que tenemos la voluntad para fortalecer de cooperación, sino para la concertación política. Y no solo tenemos la voluntad, sino que estamos en capacidad de hacerlo”, dijo Aguilera.

 

Múnera añadió que “hemos tenido una magnífica Cumbre, con tres días intensos.  Creo que de todas las reuniones similares que han tenido lugar -desde la primera en 1995-, esta ha sido la de mayor representación de jefes de estado y funcionarios de alto nivel”.

 

Es la tercera Cumbre en la que participa Múnera como Secretario General. Aseguró a los periodistas que esta es especial porque, además de lo dicho por Aguilera, “se ha logrado revitalizar la Asociación del Estado del Caribe… y esto es de una gran importancia”, comentó.

 

“Hay grandes temas que ningún país por sí solo puede enfrentar. Se necesita la unidad de los países caribeños”, y puso como ejemplo los esfuerzos para atenuar los efectos del cambio climático. El Caribe es una de las zonas más vulnerables y necesitamos la ayuda del mundo, en particular de los países desarrollados, para enfrentar este proceso que es de sobrevivencia, añadió el Secretario General.

 

“Se ha dejado un plan de acción ejemplar”, que permite avanzar en los aspectos que más preocupan a los pueblos del Caribe, dijo Múnera.

 

Por Ismael Francisco