Cuidar el planeta desde mi pedacito.

En la escuela primaria Pelayo Cuervo Navarro, del poblado de San Antonio de Río Blanco, cursa el sexto grado Yulesky González García, un pionero que como todo explorador ama la naturaleza y se prepara para la vida en campaña.

 

Hace unos días el estudiante de 12 años de edad redactó en la clase de Lengua Española un texto sobre el medio ambiente a partir de la frase un mundo mejor es posible, pronunciada por el Comandante en Jefe Fidel Castro el 26 de mayo de 2003, en la toma de posesión del presidente argentino Néstor Kirchner.

 

Los argumentos de Yulesky basados en esa visión de futuro de Fidel, impactaron a sus maestras Meibis Reyes y Ania Ortega, quienes decidieron enviar la composición a estos reporteros motivadas por la celebración el pasado cinco de junio del Día Internacional del Medio Ambiente.

 

Como a ellas, las reflexiones del pequeño llevadas al papel me llamaron la atención, sobre todo una frase bien pensada: “Por nuestra causa han quedado en peligro de extinción muchas especies, ya sea por la contaminación de los mares o la caza furtiva”.

 

Yulesky González, ganador de concursos municipales y provinciales de la asignatura Ciencias Naturales, como todo niño cubano pone en práctica los conocimientos aprendidos en la escuela. En sus textos este infante alerta que entre los principales problemas medioambientales están el uso irracional de los recursos naturales, la tala indiscriminada de árboles y el desarrollo industrial, causante de los gases de efecto invernadero.

 

En nuestra conversación telefónica confesó estar al tanto de los problemas actuales que afectan el entorno, y para eliminarlos busca variantes desde su pedacito con el apoyo de sus padres Marisol García y Aleski González, quienes viven orgullosos de su pequeño.      

 

La pasión de Yulesky por proteger el medio ambiente se mezcla con su fantasía de niño. El quiere ser piloto porque confiesa que desde lo alto podrá observar el planeta y de cierta forma tocar las nubes. Otra de sus aspiraciones es ser veterinario para cuidar a los animales. Lo cierto es que tiene bien claro, en una u otra profesión, su deseo de contribuir a mejorar el ambiente natural de neustra gran casa, que es la Tierra.      

 

Yulesky González García, al igual que otros niños, como dijera el Apóstol, nació para ser feliz. Cada día se supera con la guía de sus padres y maestras para llegar a ser un hombre de bien, culto y batallador frente a los problemas que afectan nuestro hábitat, y quien sabe si en el futuro estará entre nuestros científicos.

Videos


Artículos Relacionados