Cuando el porvenir toma rostros de niños

Este domingo cientos de pioneros cubanos celebraron el Día de los Niños un tanto diferente. A la sonrisa ingenua y el entusiasmo propio de la edad, se sumó en esta ocasión la mirada crítica hacia lo interno de la escuela y la comunidad, la certeza de que el estudio es el nuevo fusil de estos tiempos, y sobre todo, la confianza de que son ellos ––los pinos nuevos–– el futuro de la Patria…; y así quedó ratificado durante la clausura de la Asamblea Nacional de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM), que sesionó en el capitalino Palacio de Convenciones.

 

 

Pero además del debate propio del encuentro, la sala se colmo de aplausos cuando los más pequeños enviaron a Fidel y Raúl, respectivamente, obras escultóricas alusivas a una pionera cubana y a la bandera de la estrella solitaria. Sendos reconocimientos fueron recibidos por Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del secretariado del Comité Central del Partido, quien al intervenir en la cita destacó que son nuestros niños la esperanza, el porvenir y la mejor garantía de que en Cuba habrá Revolución por siempre.

 

Y es que las voces de los 270 delegados ––en representación de los miles de pioneros de toda la geografía nacional–– son una muestra innegable de la fuerza vital y fresca de las nuevas generaciones. El llamado a convertirse en mejores estudiantes, a potenciar las capacidades desde la academia para el aprendizaje de la historia, así como de los círculos de interés en el proceso de formación vocacional, fueron algunos de los puntos comunes de las intervenciones.

 

Pero el encuentro fue también momento oportuno para homenajear a asaltantes al Cuartel Moncada, expedicionarios del yate Granma y héroes más cercanos en el tiempo como Ramón Labañino y Antonio Guerrero. Y juntos a ellos, y con la presencia del joven Elián González, los niños sintieron la emoción de ser parte de una experiencia única, y también lloraron, y rieron, y danzaron las manos al cielo.

La juventud debe llevar en el corazón la efigie de la Patria y en la cabeza las ideas de Fidel, exhortó el Comandante de la Revolución Guillermo García Frías al tomar la palabra. En momentos como este, donde se unen generaciones pasadas y presentes, comprendemos el sentido del sacrificio y la necesidad de defender la libertad, refirió.

 

Como un pionero más también se identificó Ramón Labañino, uno de los Cinco Héroes, quien resaltó que “no hay mejor regalo para el Comandante que ustedes mismos (en alusión a los presentes), y ver cómo Fidel se multiplica en el rostro, la sonrisa, y sobre todo en el pensamiento de cada niño, de cada cubano…, porque sin dudas ustedes son el futuro de la nación”.

 

En el encuentro también estuvieron presentes Ena Elsa Velázquez, ministra de Educación; Aymara Guzmán Carrazana, presidenta de la OPJM; Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, así como otros funcionarios del Comité Central del Partido.

 

Por Yaditza del Sol González | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Videos


Artículos Relacionados