Solidario y emotivo acto en Angola por Día de Rebeldía cubana

Luanda, 27 jul (PL) Con manifiesto espíritu fraterno, angoleños y cubanos se fundieron hoy aquí en abrazos para saludar el aniversario 63 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, el 26 de julio de 1953.


"La acción del Moncada permitió el posterior triunfo de la Revolución cubana en 1959", afirmó la vicegobernadora de Luanda, Jovelina Imperial, durante el acto político-cultural por la efeméride presidido por Miriam Nicado, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y rectora de la Universidad de Ciencias Informáticas.

 

Ante autoridades nacionales, representantes diplomáticos de Cuba, Venezuela y otros países, así como de residentes y colaboradores cubanos, Imperial señaló que conmemorar el asalto al Moncada "es celebrar la victoria de los pueblos que siguen el mismo camino contra todas formas de opresión, subyugación y explotación".

 

En otra parte de su intervención refirió que Angola y Cuba escribieron la más brillante página de la historia sobre deber internacionalista.

 

Con la ayuda de los internacionalistas cubanos alcanzamos la victoria de Cuito Cuanavale en 1988, preservamos nuestra independencia y permitimos que Namibia alcanzara su autodeterminación, indicó.

 

Agregó que con ese decisivo triunfo también se dio "un golpe fatal al régimen del apartheid, permitiendo la libertad de Nelson Mandela y el nacimiento de una nueva Sudáfrica".

 

La vicegobernadora condenó el bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos contra Cuba, impuesto hace más de cinco décadas.

 

Calificó el cerco "de violación de los derechos humanos" y saludó el inicio de relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana, "el camino para el fin definitivo del bloqueo contra el país caribeño".

 

En el embellecido escenario, el consejero político de la Embajada de Cuba en Angola, Héctor Ramírez, manifestó que la celebración por la fecha resulta significativa porque traspasó la frontera patria e inició una era de esperanzas.

 

Especialmente este año, apuntó, se enmarca en las conmemoraciones por los 90 años de vida (13 de agosto) del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro.

 

Ramírez disertó sobre la gesta del Moncada, liderada por un joven Fidel Castro, que marcó el inicio de la última etapa de la lucha del pueblo cubano por su emancipación.

 

Expresó que Cuba se esfuerza por contribuir y ayudar al desarrollo económico, al mejoramiento del bienestar de la población y a la preparación de técnicos y profesionales angoleños.

 

Pormenorizó que más de dos mil cubanos prestan colaboración en Angola, donde se consolidan los históricos lazos de hermandad entre ambos pueblos y gobiernos.

 

A inicio de la celebración, el presidente de la Asociación de Ciudadanos Cubanos Residentes en Angola, Carlos Moncada, pidió honrar a los mártires caídos y asesinados durante la acción del 26 de julio de 1953 y subrayó que con la "consolidación de la Revolución cubana se sobrecumplió el programa del Moncada".

 

Por su parte, el secretario general de la Asociación de Amistad Angola-Cuba, Fernando Jaime, consideró el Moncada como "grito de libertad, la antorcha encendida que nunca más se apagó y continua iluminando al pueblo cubano".

 

Al final del emotivo acto se escuchó a la Orquesta Sinfónica María Carolina, integrada por cerca de 300 niños campesinos angoleños, y al grupo musical SonCuba.