RADIO JARUCO

Font Size

SCREEN

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

Holguín le debe a Fidel

Cada una de las 49 oportunidades en que Fidel  visitó a Holguín, desde 1953, constituyó ocasión especial para una geografía orgullosa de tener, en sus predios, el terruño que atesora la cuna del nacimiento, infancia, adolescencia y juventud del Líder de la Revolución.

 

La provincia exalta esa realidad que la onorgullese y distingue, razones por las cuales quiere ofrecer datos significativos de una cronología,  nacida, precisamente,  de los viajes del Comandante en Jefe a su tierra natal.

 

Los  años de más visitas de  Fidel a este territorio fueron en el 1966  y en el 1996, el primero 6 veces y cinco el segundo. El mes con mayor incidencia clasifica julio en 12 ocasiones, incluyendo la última el 26 de julio del 2006, cuando enfermó.

 

Según la recopilación realizada por la colega María Julia Guerra Ávila,  de manera oficial,  la primera estancia del doctor Fidel Castro Ruz  a la ciudad  de Holguín se registró el  4 de abril de 1953 durante los  preparativos del ataque a los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo y, al día siguiente, siguió para la casa de sus padres, donde permaneció dos días.

 

Participó en tres 26 de Julio: el primero en 1979, en el acto central nacional por el aniversario XXVI del asalto al cuartel Moncada,  en la Plaza de la Revolución Mayor General Calixto García y denominado un 26 Sandinista, con la presencia de igual número de Comandantes, encabezado por Daniel, por el recién triunfo de la revolución nicaragüense.

 

El otro fue en  1996,  el aniversario XLIII del  Moncada. Al día siguiente participó en los festejos por el  aniversario XV de la inauguración de la fábrica de Implementos Agrícolas “Héroes del 26 de Julio”; recorrió la fábrica de cerveza Mayabe y el aeropuerto internacional Frank País.

 

La  visita número 49 correspondió al 26 de julio de 2006, para inaugurar el Grupo Electrógeno más grande del país, ubicado en Guirabito, en las cercanías de la ciudad y pronuncia su último discurso como Presidente de los Consejos de Estado y Ministros.

 Las seis visitas en 1966 se iniciaron por territorios de la actual provincia de Holguín,  cuando cortó caña en Blanco Tres de Birán. En esa oportunidad recorrió la zona y conversó con pobladores de Hevia.

 

 El  26 de agosto de 1966  el Comandante en Jefe recorrió el camino de Baracoa a Moa,  conversó con vecinos y trabajadores de Cayo Güan, Madre Vieja, Nibujón, Santa Rita, Santa María, Taco Bay, Yamanigüey, Mina Piloto y Potosí. Visitó el subsector militar de Yamanigüey, Quemado del Negro y pernoctó en un viejo aserrío en La Melba.

 

En la jornada siguiente  llegó a Moa,  visitó la mina y las plantas de pulpa y lixiviación de la Empresa Pedro Sotto Alba. En horas del mediodía se dirigió al poblado de Moa y en el parque conversó con los vecinos congregados allí.

 

 Llegó al poblado de Naranjo Agrio,  en la región de Sagua de Tánamo, el 24 de septiembre y dialogó con los campesinos de la zona participantes en un ejercicio de preparación combativa. Se interesó por la siembra del café y por el desarrollo de la cosecha.

Al otro día, al atardecer, visita a Pinares de Mayarí y contacta con  un grupo de alumnos de la Escuela Básica de Instrucción Revolucionaria (EBIR) Lorenzo Boicet, de la Región de Guantánamo. Con ellos sostiene un encuentro de pelota y se compromete a volver cuando terminen el curso y cumplan su meta en el plan de sembrar más de dos millones de posturas de pino en la zona.

 

Regresó a Pinares de Mayarí el 25 de octubre y en la propia Mesura habló al contingente de estudiantes de las tres universidades del país existentes entonces (La Habana, Las Villas y Oriente), los cuales repetían la histórica marcha realizada por el Comandante Raúl Castro al frente de su columna rebelde.

 

Tal  como había prometido protagoniza la visita a Pinares,  el 13 de noviembre  y sostiene un encuentro de pelota contra un equipo seleccionado entre alumnos de la EBIR Lorenzo Boicet, de Guantánamo y la Escuela de Instrucción Revolucionaria (EIR) Hermanos Marañón, de la provincia de Oriente.

 

Después de 10 años sin venir, vuelve el 6 de mayo de 1996, la anterior estadía correspondió al 15  de octubre de 1986, cuando participó en una reunión  en Moa, donde precisó la puesta en marcha de la fábrica de níquel  “Ernesto Che Guevara”, la terminación del combinado mecánico,  la pasteurizadora, la construcción de un hospital con capacidad para 400 camas, recorre  la fábrica Pedro Soto Alba y  los lugares para nuevas obras en Moa y Punta Gorda.

 

En ese viaje de 1996 participa, en Yareyal, con los secretarios del Partido en los ocho municipios holguineros con centrales azucareros, en ese entonces, para analizar la zafra y la agricultura cañera. Por la tarde va a la fábrica de combinadas cañeras 60 Aniversario de la Revolución de Octubre y el central Urbano Noris, en San Germán, donde, desde un balcón, le habló al pueblo congregado allí.

 

Al ver el pueblo saludándolo le dijo a Sierra: “hay que bajarse, a un pueblo no se le pasa así en un carro” y como siempre puso a correr a la seguridad.

 

En horas de la mañana del 7 se trasladó a la UBPC 5, Carlos Noris, en el barrio Saigón, en el municipio de Rafael Freyre, para constatar la eficiencia de las combinadas cañeras. Allí hace declaraciones a la prensa local. Después recorre el polo turístico, se impresiona con el Cementerio Chorro de Maíta y concluye en el delfinario Bahía de Naranjo.

 

En los festejos por sus 70 cumpleaños, el 15 de agosto de 1996, visita su casa natal en Birán, acompañado por el escritor colombiano Gabriel García Márquez.

 

Holguín le debe a Fidel no solo haberlo escogido para nacer en el, su Patria Chica, como lo conocen, sino su diseño como provincia, desde el desarrollo industrial, cañero, turístico, hasta el cafetalero. Lo que somos hoy es obra del Comandante en Jefe.

 

Por siempre esta tierra tiene ligado su destino a unos de los hombres más grandes del siglo XX, además de poseer como perenne orgullo la casona mandarina entre olorosos cedros en el lugar ya histórico de Birán.

 

Por Rodobaldo Martínez Pérez

 

(Tomado de Holguín Ahora)