Fidel: universitario por vocación

"... Cursará la carrera de Derecho y no dudaremos que llenará con páginas brillantes el libro de su vida, Fidel tiene madera y no faltará en artista..."


Así quedó plasmada esa frase en el anuario del Colegio de los Padres Jesuitas de Belén, en 1945, cuando el entonces alumno de ese centro, Fidel Castro Ruz, quien se graduara como bachiller en letras, solicitara matrícula para cursar estudios como Doctor en Derecho y Contador Público, en la Universidad de La Habana.

 

Y así fue. La escalinata, el Alma Mater, el Aula Magna, y cada rincón de esa Casa de Altos Estudios, sirvieron de escenario y testigo a la formación de un brillante abogado y la consolidación de un Fidel líder y revolucionario.

 

Durante su tránsito por la universidad, Fidel Castro Ruz, el estudiante, el joven de espíritu rebelde e inquieto, fomentó su cultura económica, social y política.

 

Descubrió al José Martí revolucionario, antiimperialista y latinoamericanista, valores que puso en práctica y defendió desde las aulas, el Cuartel Moncada, la Sierra Maestra y dirigiendo nuestro país.

 

En una ocasión en conversación con el periodista brasileño Frei Betto le dijo:"... Yo tuve que ser, desgraciadamente, preceptor de mí mismo a lo largo de la vida. He tenido que seguir mi camino para desarrollar mis ideas revolucionarias. Tienen para mí el inmenso valor de las conclusiones ha que uno ha llegado por sí mismo..."

 

Esas ideas que el plantó en la universidad cubana, son las que mueven a los miles de jóvenes que cada septiembre suben la escalinata de la Universidad de La Habana o cualquier centro de la Educación Superior existentes a lo ancho y lo largo de esta Isla, que gracias a su obra hoy suman cientos y cuya formación es gratuita.


Los estudiantes universitarios cubanos hoy enfrentan otros retos. Ya no deben luchar contra los recortes escolares, pues el Estado revolucionario se lo garantiza todo. Su único deber de universitario cubano es defender la Revolución desde las aulas, los libros, el conocimiento y la investigación.

 

Y preservar sobre todas las cosas esa gran casa que se llama Universidad. Un obra que se hizo más humana en Cuba gracias al universitario mayor, Fidel Castro Ruz.

Videos


Artículos Relacionados