Un encuentro inolvidable con el Comandante *

Carlos García Baró es un jaruqueño que muestra con orgullo a sus amigos una fotografía tomada junto al Líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro. Como si el tiempo no hubiese pasado, Carlos recuerda cada detalle de aquel día de 1997.


carlos-fidel-castro-jarucoCarlos García: “Tener el inmenso privilegio de poder contar el encuentro con nuestro invicto Comandante en Jefe es una gran satisfacción. El 16 de diciembre de 1997 fui convocado a presentarme en el Ministerio de Educación a las 12 del mediodía sin saber qué sucedería horas después. Éramos entonces cuadros vanguardias nacionales del Ministerio de Educación”.  

 


Periodista: En 1997 Carlos García Baró era el director de la Secundaria Básica en el Campo Ho Chi Minh, del municipio de Jaruco. Él y otros directivos del ramo de la entonces provincia La Habana fueron seleccionados para un encuentro especial, pero desconocían que estaría Fidel.


Carlos García: “Nunca nos imaginamos que íbamos a estar en una recepción con nuestro querido Comandante en Jefe. Sobre las siete de la noche el ministro de Educación se reúne con los ocho directores destacados de cada enseñanza del país. De inmediato nos informan que Fidel nos invitaba a participar en la imposición de la medalla José Martí al presidente de Barbados, que por esos días se encontraba en nuestro país”.


Periodista: Carlos recuerda que sobre las ocho y media de la noche de aquel 16 de diciembre de 1997 llegaron al sitio conocido como El Laguito, en la capital cubana, y cuando compartían con miembros del Buró Político del Comité Central del Partido apareció Fidel.


Carlos García: “El Comandante en Jefe entró al salón y comenzó a recibir a los visitantes. Lo primero que me impresionó fue disciplina que reinaba en aquel lugar y la emoción de los presentes cuando le estrechaban la mano a Fidel Castro. Estábamos nosotros en la salida del salón de recepción y el Comandante en Jefe nos pasó por el lado, nos pusimos muy nerviosos. Lo vimos alejarse con tristeza por no haber podido compartir con él unos minutos”.   


Periodista: Pero no fue así, cuenta Carlos, porque sobre la medianoche fueron llamados por Fidel para dialogar acerca de cómo marchaba el curso escolar. Confiesa que lo que más le impresionó fue la admirable memoria de Fidel.


Carlos García: “Sobre la una de la madrugada el Comandante se levanta y llega hasta donde estábamos nosotros y nos pregunta si éramos los educadores seleccionados como invitados. Al momento comenzamos a compartir con él, y cuando le dije que yo era el director de la entonces ESBEC Ho Chi Minh me preguntó si el árbol que él había sembrado con el presidente vietnamita Fan Van Don todavía estaba en pie, yo lo dije que sí y me dijo que quizá volvería a visitar la escuela. Se acordaba de cada momento vivido en cada escuela y de la inauguración de los centros docentes”.


Periodista: Precisamente la foto que Carlos García Baró guarda como un tesoro fue tomada aquel 16 de diciembre de 1997.


Carlos García: “Le pedimos al Comandante una foto con él e inmediatamente accedió. Nos tiramos la foto y sobre los 15 o 20 días tuvimos el privilegio que nos trajeran a cada uno la foto de aquel hermoso e inolvidable día para todos. Es un gran privilegio haber tenido la oportunidad de compartir varias horas con Fidel y escuchar en su voz momentos de la grandeza de la revolución cubana”.


Periodista: Carlos García Baró es de los tantos jaruqueños que tuvieron el privilegio de hablar con el Comandante en Jefe. Hoy ellos desandan las calles de la Ciudad Condal de Jaruco cargados de muchas historias y prestos a contarlas cuando este 13 de agosto Fidel cumpla 90 años de intensa vida.

 

* Carlos García Baró : el primero de izquierda a derecha

Videos


Artículos Relacionados