Cuba, aeropista para un mayor despegue de la aviación regional

El compromiso y la continua contribución de Cuba en materia de transporte aéreo regional fueron exaltados este jueves en el capitalino Hotel Tryp Habana Libre, en la voz del presidente de la Comisión Latinoamericana de Aviación Civil (CLAC), Carlos Fernando Velás­quez, durante la clausura de la 88 Reunión de su Comité Ejecutivo.

 

La cita, que durante dos días reunió a cerca de un centenar de representantes de 20 nacionalidades, devino prólogo fecundo con vistas al 39 Periodo de Sesiones de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). A ese espacio nuestra área asistirá con el aporte, validado en estos debates, de unos 30 documentos de marcada trascendencia.

 

A propósito, entre el cartapacio de resultados del encuentro, figura la confirmación de los ocho países que podrían ocupar asientos —en nombre de la región— en el Consejo de la referida agencia de las Naciones Unidas. Dentro de ese reducido grupo de aspirantes se incluye la Mayor de las Antillas, junto a Brasil, México, Argentina, Colombia, Panamá, Uru­guay y Ecuador.

 

La buena nueva la ratificó a Granma Jorge Félix Castillo de la Paz, director de Trans­porte Aéreo y Relaciones Inter­na­cionales del Ins­tituto de Aeronáutica Civil de Cuba, na­ción que actualmente ocupa la segunda vicepresidencia de la CLAC.

 

Según el directivo, otro de los frutos de mayor impacto de la reunión mencionada consiste en la aprobación del nuevo plan estratégico, el cual se prevé implementar a partir del año entrante, una vez que sea refrendado por la Asamblea de la CLAC. Y valoró, grosso modo, que dicho plan posee “un enfoque de unidad e integración mucho más profundo”. Al cierre, compartió una certeza: “luego de este intercambio, el transporte aéreo de Lati­noa­mérica sale más fortalecido”.

 

Asimismo, resaltó en la jornada de clausura la validación de los informes de los grupos de trabajo, “que conducen a importantes resoluciones y recomendaciones en aspectos co­mo la protección a los usuarios, la seguridad operacional y de la aviación en general, y la armonización de su desarrollo con el me­dio­am­biente.

 

Las palabras de elogio al país anfitrión por “la exitosa organización del evento”, de parte de la presidencia del organismo latinoamericano, dieron fe de la voluntad nacional de que su sistema de transporte aéreo siga alcanzando mayores alturas en el camino de la sostenibilidad, y con metas atemperadas a los desafíos del sector en el planeta. Esta edición habanera de la reunión sirvió, sin duda, para un nuevo impulso —con sentido de región— ha­cia la consecución de esos compromisos.

Videos


Artículos Relacionados