Mantener imbatible a la Revolución

HOLGUÍN.—Las integrantes de la Federación de Mujeres Cubanas en esta provincia celebraron por lo alto el 90 cumpleaños de Fidel, el pasado 13 de agosto. Ese día, una representación de las más destacadas estuvo en Birán, sitio natal del líder, pero la mayoría dio riendas sueltas a su alegría en parques y espacios públicos o en los lugares de residencia. Antes, en centros de trabajo realizaron actividades políticas y culturales, al tiempo que cumplieron im­portantes compromisos productivos, entre otras cosas.

 

Roselia Taño Ricardo, secretaria general de la organización en el territorio, afirma que no podía ser de otro modo. “El Comandante en Jefe es el promotor y artífice principal de las conquistas políticas y sociales logradas por la mujer cubana. Sin él y la Revolución no habríamos alcanzado la plenitud de derechos que hoy disfrutamos”.

 

Ahora las holguineras se alistan para celebrar el próximo 23 de agosto, en la Plaza de la Revolución Ma­yor General Calixto García, en la capital provincial,  el acto central por el aniversario 56 de la FMC. La dirigente compartió con Granma las razones por las que Holguín mereció la distinción.

 

“Hemos logrado fortalecer el funcionamiento de nuestra estructura des­de la base. En esto ha tenido que ver el proceso político 56 años conquistando el futuro, realizado con profundidad.

 

“Sus resultados se manifiestan en la renovación de las dirigentes de bloques y delegaciones, una vez que hoy el 36 % de ellas son jóvenes. También incorporamos a la organización más de 4 500 muchachas, lo que se corresponde con las intenciones de crecimiento.

 

“Todas esas acciones han contribuido a incrementar la motivación de las mujeres. Por ejemplo, el activismo de las brigadistas sanitarias está concentrado en la labor preventiva en temas sensibles como el em­barazo en la adolescencia, las enfermedades de transmisión sexual y las adicciones.


La mujer holguinera incrementa sus aportes al desarrollo económico del territorio.

 

“Es notable su contribución en la lucha antivectorial. En los momentos más complejos organizaron y realizaron talleres y audiencias sanitarias en los barrios, visitaron miles de viviendas para trabajar persona a persona, promovieron la realización de los autofocales y estuvieron presentes en las labores de higienización de áreas y locales”.

 

Roselia destaca la repercusión de  los activos de trabajadoras sociales, que realizados a nivel de municipios, reactivaron la labor con las familias disfuncionales, haciendo énfasis en el tratamiento diferenciado a niñas y niños.

 

Igualmente, valora de efectiva la labor de las 15 casas de orientación a la mujer y la familia dislocadas en todo el territorio. “Han impartido cursos de adiestramiento de peluquería, maquillaje, idiomas, secretarias ejecutivas, relaciones públicas y masajes, entre otros.  El 75 % de las asistentes son jóvenes”.

 

Los cursos fueron aprovechados paralelamente para incrementar los conocimientos sobre la organización femenina. Relata que emplearon va­riantes para estimular investigaciones dirigidas a profundizar en los orígenes, así como en las tareas más relevantes cumplidas durante más de cinco décadas.

 

“Hemos puesto más interés en dar a conocer a los jóvenes en general la trayectoria de lucha de la FMC. En mayo pasado, tras culminar las ediciones municipales, realizamos el taller provincial La mujer holgui­nera en la historia. Los estudios presentados demostraron que tenemos muchas razones para sentir orgullo. Igualmente nos revelaron elementos para perfeccionarnos.

 

“Forma parte de nuestras prioridades la atención a las trabajadoras del sector no estatal. Con ese fin nos acercamos más, pues necesitamos conocer y evaluar sus inquietudes para proponer, organizar y desarrollar acciones que contribuyan a elevar la preparación cultural y profesional.

 

“Mantenemos la misma visión con respecto a la mujer campesina. Actualmente están organizadas 372 brigadas FMC-ANAP, con cerca de 4 500 integrantes. Promueven la in­corporación a las cooperativas, realizan trabajos voluntarios en apoyo a la producción agrícola, estimulan las actividades creativas y el embellecimiento de las comunidades”.

 

La dirigente estima que las más de 393 000 holguineras integrantes de la organización rebozan de júbilo por haber trabajado con ahínco y sobresalir nacionalmente. Habla con total serenidad, sin afanes de grandilocuencia y protagonismo. Por eso mismo es convincente al aseverar que las tareas a realizar son diversas, pero la más importante consiste en trabajar integralmente para que la Revolución continúe imbatible.

 

Por Germán Veloz Placencia | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Videos


Artículos Relacionados