Camilo, un hombre que se marchó antes de tiempo

camilo imagen puebloUn buen amigo me asegura que los dioses suelen enamorarse de los seres extraordinarios y que a esa razón se debe que desaparezcan prematuramente. Quizás, ese es el caso de Camilo Cienfuegos Gorriarán, un hombre que logró en breve tiempo acumular hazañas, amigos, historias.

 


Perfecto Romero, uno de los fotorreporteros que más imágenes tomó al Señor de la Vanguardia me contaba que sus fotografías de Camilo han recorrido América, Europa, Asia, y que las personas sin conocerlo quedan prendadas de su sonrisa, de la luz de sus ojos, del encanto de su rostro con barba y sombrero.

 
Dice también, que Camilo era alto, flaco, pero muy fuerte; que las mujeres se volvían locas por él y que los hombres y los niños quería besar sus manos, tocar el verde olivo de su uniforme, sentir su olor de leyenda.

 
En los primeros meses de 1959 Camilo fue la apoteosis de la Revolución cubana. Por donde quiera que pasaba la gente se acumulaba a su alrededor para atrapar su palabras, el júbilo de su risa y esa mirada entrañable de amigo y camarada.

 
Luego de esos encuentros, Camilo se marchaba con los bolsillos llenos de papeles con anotaciones, solicitudes o simplemente con elogios de las personas. Y los leía uno por uno, y trataba siempre de responder de alguna manera a ese cariño del pueblo.

 
El fotorreportero Perfecto Romero evoca también lo magnífico de los discursos de Camilo. Cuenta, que todo lo decía de memoria, que jamás llevaba algo escrito porque era el corazón quien dictaba y por ello cada frase suya enardecía, cautivaba.

 

Cuando Camilo desapareció quedó la incertidumbre y la nostalgia entre el pueblo que le quiere todavía. Sin embargo, nadie lo recuerda con tristeza porque él era la alegría, el optimismo, la ternura, el futuro. Los niños y los jóvenes de Cuba lo prefieren entre sus héroes por su hermosura y valor y porque es de esos seres que jamás envejece.

 
Fueron tantas las virtudes de Camilo Cienfuegos que tal vez, como dice un amigo mío, enamoró también a los Dioses. A ello se debe quizás que se marchara antes de tiempo, o más bien que viva eternamente en las olas, en la flor.

Videos


Artículos Relacionados