Amor por la Historia Patria

Amigos, muchas son las asignaturas que a lo largo de nuestra vida estudiantil dejan huellas en nosotros producto de la gran sabiduría y conocimiento que aportan.


A la hora de mencionarlas, pudiéramos quizás, citar varias, principalmente aquellas en las que más nos destacamos o las que más nos gustan, sin dejar de ser las no mencionadas las menos importantes.


Al paso de cada curso escolar, principalmente la asignatura de Historia, ha quedado atildada de aburrida y abrumadora para muchos estudiantes, donde cada clase que se imparte en nuestras escuelas, son vistas como los turnos del sacrificio. Lejos de saber lo que la asignatura nos brinda verdaderamente. Se expresan inconformidades con respecto a esta materia, sin percatarnos siquiera, que si no se realiza el estudio de la Historia nunca sabremos cuáles son nuestras raíces y cómo era la vida antes de nosotros.


El proceso de dirección del aprendizaje de la Historia tendrá éxito en la medida que exista mentalidad flexible, amplitud de pensamiento, reconocimiento de la diversidad y en consecuencia se asuman los métodos y técnicas de trabajo como múltiples y diversas alternativas para la labor del estudiante.

 

Actualmente existen estilos inapropiados que han adquiridos nuestros alumnos con respecto a estos contenidos mencionados anteriormente, pues para nadie resulta un secreto que nuestros jóvenes a la hora de enfrentarse a un examen, del tipo que sea, les resulta más fácil 1 día antes del mismo aprenderse los contenidos de la asignatura de memoria y de esta forma dejar para el final un aprendizaje que debía ser adquirido durante la propia clase que imparte el profesor.
Amigos, la enseñanza de la Historia bien empleada es instrumento esencial para formar patriotas, crear conciencia, compromiso y sentido de pertenencia con la Revolución por lo que es de suma importancia que se propongan estrategias para profundizar los conocimientos de esta ciencia social donde los métodos vayan encaminados a la formación y desarrollo integral del estudiante. Cuyo papel protagónico en el proceso enseñanza-aprendizaje, promueva la reflexión, la discusión, la toma de decisiones y contribuyan al desarrollo del pensamiento independiente y de la conciencia de sentirse parte de una comunidad que trasciende las fronteras nacionales.


En la enseñanza de la asignatura no hay que excluir ningún método, pues todos tienen validez, debidamente utilizados y vistos como sistema. Rescatar el amor a su estudio es una meta que cada profesor quiere lograr en sus estudiantes. Para eso, utilizan la motivación dentro de sus clases, ya que también ellos forman parte de que los educandos sientan ese interés por adquirir apropiadamente el contenido de la Historia que les están impartiendo y que se sientan ansiosos por conocerlo allí, en el aula.


Considero que lo importante es lograr cambiar esa visión errónea que se tiene de esta asignatura, tan importante para nosotros como cubanos y solo así lograremos adentrarnos en ese mundo maravilloso que mucho califican de aburrido, pero que si verdaderamente exploramos con detenimiento encontraremos en él, toda una gama de hechos y personalidades que justifican cada acción realizada a filo de machetes y a golpe de macanas.  

 

Hoy, como nunca antes, cobra vigencia y se hace imperativo para la educación en nuestro país la profundización cada vez mayor de la historia de la patria con la finalidad de que los alumnos se apropien de una cultura histórica imprescindible y de los mejores valores que emanan de las gloriosas páginas de nuestro pasado.

 

El objetivo fundamental es volver a lograr que nuestros estudiantes se sientan motivados por el conocimiento de la Historia, pues ellos constituyen el eslabón fundamental para retomar esta acción. Y seguidamente el profesor también se debe dar a la tarea de convertir esas clases, en verdaderos campos de batalla, llevando al estudiante hasta ese momento tantas veces vivido por nuestros mambises y guerrilleros. Solo así, mis amigos, lograremos erradicar este mal que no tan solo trae consecuencias académicas, sino que también atenta en contra de nuestra identidad nacional.

Videos


Artículos Relacionados