“Soy médico estomatóloga y a Fidel le debo todo lo que soy”

Cada 3 de diciembre se conmemora en Cuba el Día de la Medicina Latinoamericana que da honor al natalicio del sabio camagüeyano Carlos J. Finlay, nacido en 1833 y a quien se le ha considerado como Benefactor de la humanidad y el más grande científico cubano de todos los tiempos.


Mabel Moya, directora de la Clínica Estomatológica de Jaruco al referirse a la fecha no pudo dejar de mencionar la impronta de Fidel a favor de la medicina cubana y como ferviente seguidora de las ideas del Comandante expresó:

Mabel Moya: “Este Día de la Medicina Latinoamericana tiene para mí una connotación diferente, pues  estoy lamentando enormemente la pérdida de nuestro Comandante, de nuestro líder histórico porque a él le debo todo lo que soy, soy médico estomatóloga, graduada con la Revolución y realmente todo esto es gracias al empeño de nuestro Comandante. Me siento realmente triste pero sabemos que todo va a continuar igual y en honor a él tenemos que luchar por ser cada día mejores profesionales y mejores revolucionarios”.

 

Periodista: Ante la pregunta si lo había conocido personalmente, Mabel Moya, estomatóloga de profesión bajo la cabeza y después de emitir un hondo suspiro, aseveró:
Mabel Moya: “Sí, tuve la posibilidad de conocer al Comandante personalmente el día nueve de febrero del año 2004 cuando íbamos a partir hacia la República Bolivariana de Venezuela a cumplir misión internacionalista”

Periodista: ¿Cómo se sintió Mabel Moya cuando tuvo delante a esa personalidad histórica de todos los tiempos y líder indiscutible de la revolución Cubana?

 

Mabel Moya: “Fue algo inexplicable, fue una emoción muy grande, pues él dedicó todo su empeño a orientarnos, nos habló de pospeligros a los que nos íbamos a enfrentar en ese país, fuimos uno de los primeros grupos que salió de misión Barrio Adentro. Él allí fue muy claro con todos los colaboradores, nos explicó los peligros a los que nos íbamos a exponer, nos explicó que íbamos a ver muchas cosas a las que el pueblo cubano no está acostumbrado, desde un niño con un arma de fuego, desde un joven con un arma de fuego, y en todo momento nos indicó que fuéramos disciplinados, que nos cuidáramos mucho, que respetáramos  las costumbres del país hacia donde nos dirigíamos y que ahí iba a estar el éxito de nuestra misión”

 

En un día como hoy es necesario destacar los considerables aportes de Cuba a la medicina en Latinoamérica, ferviente obra impulsada por Nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro. Mi entrevistada Mabel Moya, estomatóloga formada en esta Revolución es un ejemplo del pensamiento internacionalita de Fidel Castro, que hoy se multiplica hoy en los profesionales de la salud.

Videos


Artículos Relacionados