Seis coronas buscan nuevos dueños

SANTIAGO DE CUBA.—Una pequeña y colorida ceremonia inaugural dio la bienvenida a los 164 pugilistas de todas las provincias del país, que participan desde este domingo en el 55 Torneo Nacional de Boxeo Playa Girón, previsto para el Ateneo Deportivo Armando Mestre, en territorio indómito.

 

Como novedad en esta versión del deporte de las 12 cuerdas, no participarán seis de los monarcas de la edición del 2015, escenificada en Camagüey. Entre ellos resaltan el matancero Santiago Amador (49 kilogramos) y el camagüeyano Leinier Peró (+91), ambos por solicitar su baja de la selección nacional.

 

Otros que tampoco podrán hacer de las delicias, con sus rectos y ganchos frente a la afición indómita son el pinareño Lázaro Álvarez (60), sancionado por indisciplina, y el agramontino Yasnier Toledo (64), quien causó baja técnica estratégica. A la lista se agregan el guantanamero Frank Sánchez (91), quien no se encuentra en Cuba, y el doble campeón olímpico Robeisy Ramírez, por cuestiones personales.

 

A pesar de las ausencias, se espera un excelente evento, del cual saldrán los nuevos miembros de la preselección cubana, en un año que depara varios eventos internacionales. El grupo se integrará no solamente por los medallistas del Girón, sino que se tendrá en cuenta a pugilistas con perspectiva inmediata.

Sobre el tema, Rolando Acebal, jefe de entrenadores del equipo nacional, dijo que el boxeo cubano vive un excelente momento. «Aquí hay unos cuantos muchachos que esperamos den el salto definitivo, los estamos siguiendo desde hace tiempo y necesitamos de ellos para poder presentar varios hombres en dos o tres certámenes foráneos».

 

Por lo pronto, en la primera fecha el veleidoso organigrama quiso que dos púgiles de la escuadra cubana cruzaran guantes entre ellos. El match entre el pinero Herich Ruiz y En­manuel Reyes en los 91 kg cumplió las expectativas, al enfrascarse ambos en una cruenta lucha cuerpo a cuerpo durante casi todo el pleito. Sin embargo, el capitalino se adjudicó el triunfo por 3-2 remontando un mal primer asalto.

 

«El cambio de los 81 a los 91 kilogramos no me ha afectado para nada, me siento bien con este peso. Herich es un gran peleador, pero lo vencí porque no dejé de conectarle. Aspiro en este Girón a convertirme en la primera figura de mi división», reseñó Reyes.

 

Uno de los fajadores a seguir en el Playa Girón es el actual campeón mundial juvenil, Osvary Morrell, seleccionado mejor púgil de dicha cita en San Petersburgo 2016. El villaclareño hizo su debut en certámenes domésticos con una fácil victoria por 5-0 sobre el pinareño Yiosvaldo González. El joven lució seguro, empleándose cómodo en las tres distancias, con excelentes entradas y salidas, y gran fogosidad en todo el combate.


Por Yosel E. Martínez Castellanos | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Videos


Artículos Relacionados