Ciudad Condal de Jaruco, un poco de su rica historia

Vestigios materiales de los espacios en donde se desarrolló la sociedad jaruqueña antes de 1867. Improntas espirituales. Contribución a su conservación. No son demasiados los vestigios materiales esparcidos por Jaruco actualmente, que quedan como huella de los espacios donde se desarrolló la sociedad jaruqueña antes de 1867, aunque los que perviven son importantísimos. En el área del río existen cimientos de viviendas, de la época en que fueron fundados los primeros sitios poblacionales por doña Bárbara y Catharina Palacián y Gática.

 


arquitectura-jaruco-ciudad-condalEl núcleo urbano ejecutado a partir de 1769, según el proyecto de Don Gabriel Beltrán de Santa Cruz y Aranda, se encuentra mucho mejor delimitado con la presencia de la Iglesia de San Juan Bautista, la cárcel, el edificio del Ayuntamiento, algunas viviendas y lo que es en la actualidad el área del parque José Martí, anteriormente Plaza de Armas, con sus añadidos tiempo después, vale decir, el edificio del Ayuntamiento y el Casino Español.

 

 

 

 

 


ciudad-condal-jaruco-iglesiaEn los pueblos que integraron la jurisdicción de Jaruco, también se conservan las iglesias católicas, siendo San Antonio de Río Blanco y Caraballo, en donde quedan mejor determinadas sus áreas urbanas fundacionales.


En cuanto a las improntas espirituales, llegaron hasta 1959, las tradicionales fiestas de los santos patronos con el toque de diana al amanecer, las procesiones, las verbenas y las fiestas de carnaval.


Contribuir a preservar las huellas materiales y espirituales del Jaruco anterior a 1868, es una tarea que no siempre tuvo igual grado de dedicación.


Sin embargo, las leyes de conservación del Patrimonio Cultural, coadyuvaron a conservar los inmuebles y en el caso de la Iglesia, sus autoridades eclesiásticas invierten capital con periodicidad, para las reparaciones y remodelaciones del templo.


En el área en donde funcionaron Los Chorritos de Jaruco, fue construida una réplica de aquel lugar, otrora corazón de la localidad, por su importancia en tanto fuente abastecedora de agua.


jaruco-ciudad-condal.jpgEl Museo Municipal de Jaruco, logró recolectar una serie de piezas que integran la colección de objetos de valor histórico de la institución, algunas de ellas relacionadas con el período en cuestión.


II
Vestigios de las principales actividades económicas que se desarrollaron en la zona rural de Jaruco y de las relaciones comerciales por el litoral.


Las huellas materiales más importantes del período son: el inmueble del Casino Español, actual Círculo Social y el local en donde funcionó la pequeña factoría de tabacos Los Chorritos, en la parte urbana de la ciudad y en la periferia, las ruinas del ingenio Nuestra Señora del Carmen, conformadas por la torre y el chucho y ramal entre las que fueran estaciones de Bainoa y Jaruco, construidas en 1882. Además, la casa vivienda del ingenio que aún es habitable y la carretera que une a San Antonio de Río Blanco, Caraballo, Santa Cruz, Jibacoa, Tapaste y San José de las Lajas con Jaruco, proyectada en el año 1892.


En esta etapa nacieron prácticas que se consolidarían como improntas espirituales integradoras de la idiosincrasia jaruqueña o desaparecieron con el tiempo. Entre las primeras se encuentran las corridas de cintas que dieron lugar a los torneos de cintas, y El Baile de las Flores, en el mes de mayo, celebrándose también durante la seudorrepública; la fundación del primer periódico El Impulsor, seguido por El Heraldo, desencadenando una tradición periodística que tuvo numerosos frutos, al igual que la bibliotecaria, al constituirse la Biblioteca del Liceo, entre los años 1878 y 1879.  Por otra parte se inició la práctica de un deporte, específicamente el béisbol, al estructurarse los clubes América y Jaruco, en la Ciudad Condal y el Casiguas Base Ball Club, en aquel partido.


Ilustran el segundo grupo las arrolladoras comparsas, las retretas y en el deporte las cacerías de venados.


Otras tradiciones se desarrollaron y fortalecieron en el período, por ejemplo, la afición a las artes escénicas, tanto para practicarlas como para disfrutarlas. Entre las mismas destaca la actuación, la dirección de actores, la declamación y la oratoria. Esto es en cuanto a Jaruco, porque en otras localidades como Caraballo se enraizó la creación de los grupos musicales en la etapa, fundándose la primera orquesta de jóvenes.


En la actualidad, tanto los vestigios materiales como las improntas espirituales de la etapa de 1878 a 1895, pueden protegerse con la colaboración de todos los factores, para el mejor cumplimiento de las leyes de protección del patrimonio cultural pero es innegable que la falta de recursos atenta contra su óptima conservación. La mejor conservada es la edificación del Casino Español; la tradición de las bibliotecas, del periodismo y el béisbol.
 
III
Vestigios de las principales actividades económicas que se desarrollaron en la zona urbana de Jaruco.


Los vestigios de las principales actividades económicas que se desarrollaron en la zona urbana de Jaruco hasta 1867, más que materiales, son patrimonio intangible.


Los jaruqueños en la actualidad desarrollan sus capacidades de pequeños comerciantes amparados por las leyes. Sus habilidades en el arte de la manufactura y en el ramo de la industria textil destacan tanto como la dedicación al ser humano en el campo de la salud, legado de los primeros médicos y farmacéuticos.


Los servicios de transportación de pasajeros también fueron notorios en aquellos años y a pesar de todas las dificultades por las que ha pasado el municipio, siempre se revelan personas que dedican su tiempo a hacer cercano el punto geográfico más lejano. Los barberos y peluqueras fueron un sector de peso desde aquellos tiempos remotos y con su tránsito, llegarían a jugar un papel importante en las luchas sociales.


Los panaderos y reposteros, conjuntamente con el personal de correos, mantuvieron vivas las esencias de los oficios primigenios, al compás del desarrollo tecnológico, con su creatividad y vocación de servicio.


La única manera de contribuir a la conservación de los vestigios, de las principales actividades económicas que se desarrollaron en la zona urbana de Jaruco, hasta 1867, es manteniendo vivo el patrimonio intangible que las mismas representan, mediante la divulgación del cómo se hace cada labor, pues su conocimiento será el que invite a realizar los trabajos con amor para perfeccionarlos.

 

* Bibliografía: ¨Texto digital: Historia de Jaruco¨
Autora: Damaris Arencibia Villagarcía.
Colaboradores: Licenciados Francisco Rey Alfonso, Aleida Rodríguez Hernández, Raúl Barroso Hernández, los Técnicos Osvaldo Correa González, Zulema Hernández Rodríguez, Tania Gutiérrez Machado y la Ingeniera  Dayamí Esponda Alonso.

Videos


Artículos Relacionados