Caballos sobre cocodrilos

Por primera vez en la historia de las series nacionales del béisbol cubano el equipo de Granma estará en la final. Contra todo pronóstico los alazanes martillaron en varias ocasiones el pitcheo matancero, que no supo frenar la ofensiva de los discípulos de Carlos Martí.


Los granmenses llegaban al dramático estadio Victoria de Girón el pasado 15 de enero a matar o morir, y  la ofensiva oportuna del conjunto liderada por Guillermo Avilés, con un sencillo, par de jonrones, cinco carreras impulsadas y dos anotadas, igualó  la serie  particular en el palacio de los Cocodrilos.


Luego del empate aún varios comentaristas y aficionados daban por segura la victoria yumurina, por jugar en sus predios y ser el equipo más ganador de la actual contienda.


Al parecer, los cocodrilos en el último encuentro estaban tensos bajo las órdenes de Victor Mesa y la ofensiva de los alazanes calló como un huracán sobre ellos, dejándolos fuera de circulación en la 56 Serie Nacional de Béisbol en siete capítulos con una paliza de 12 carreras por 2.  


Así ganaban los granmenses, un equipo que supo venir de menos a más bajo la guía de Carlos Martí, el manager más experimento de la pelota cubana.


Ahora todo es borrón y cuenta nueva. Los tigres avileños esperan ansiosos este miércoles a los alazanes granmenses. Quizás el descanso de los tigres sea beneficioso para el desafío o tal vez el galope de los caballos sobre los cocodrilos a última hora siga desbocado para ahora domar tigres.


Todo está listo para la gran final de la pelota cubana, ambos conjuntos están muy bien reforzados y no creo que la balanza se vaya de un solo lado. Solo digo como mi colega José Luis Basulto, en el terreno que gane el mejor.

Videos


Artículos Relacionados