Una voz en el terreno

Nelson de la Rosa:    La primera vez que narré un juego de pelota fue aquí en el estadio Nelson Fernández, trabajando para la emisora radio Camoa, en un partido para la serie provincial de béisbol hace ya unos cuantos años.

 

P: Esta vez sorprendimos al periodista y comentarista deportivo mayabequense Nelson de la Rosa, en uno de los lugares que más le apasionan, en la cabina de transmisiones del estadio de béisbol, Nelson Fernández.

Nelson: La primera vez que pisé un estadio era muy niño, y fue queriendo ser pelotero, tenía nueve años entonces. Lo que me pasó siempre fue emocionante.


P: ¿Por qué dices que emocionante?

Nelson de la Rosa:    Cuando uno es niño ve a los peloteros como si fueran héroes. Llegar a un terreno de pelota es comenzar a soñar con ser de la familia del béisbol cubano.

 

P: Nelsito, como le llamamos cariñosamente a este colega de la hermana Radio Camoa, recuerda como si fuera  ayer su primera narración en un partido de pelota.


Nelson de la Rosa:    Estamos hablando de la serie provincial, de la otrora La Habana, año 1992-1993. Las condiciones técnicas para narrar un partido ahora sin duda, son mucho mejores, pero me tocó por ejemplo narrar muchos partidos en los que yo era el narrador, el estadístico, el operador de audio y además hacer las gestiones con ETECSA para las transmisiones. Muchas veces me tocó narrar sin consola de sonido, sin micrófono, solamente con un teléfono.

 

P: Profesionalidad y amor a la labor que realiza, dos cualidades que siempre acompañan al narrador deportivo Nelson de la Rosa, aún en los momentos más inesperados.

 

Nelson de la Rosa:    Hay que darle valor a lo que uno tiene. Darle valor a tu trabajo y las condiciones con  las que contamos. No siempre tenemos la oportunidad de trabajar en lo que nos gusta. Yo sí tengo la oportunidad de trabajar en algo que me gusta y cada vez que uno tiene situaciones difíciles y las resuelve, uno sale fortalecido. Por ejemplo, una de las noticias más tristes que pueda recibir una persona es el fallecimiento de un ser querido. Y aquí mismo en el estadio Nelson Fernández comenzando una serie provincial entre las novenas de San José de las Lajas y Jaruco, narrando yo solo, me dieron la triste noticia de la muerte de mi papá. Fue difícil, pero hubo que seguir como si nada hubiera pasado, la procesión va por dentro porque el oyente merece escuchar un espectáculo y no tiene culpa de lo que te pueda pasar a nivel familiar.

 

P: Pinceladas del más puro humor criollo. ¿Cómo piensan los peloteros a la hora de la jugada perfecta? Puntos de vista encontrados con otros colegas.

 

Nelson de la Rosa:    Como ya dije, disfruto mucho lo que hago. Si no disfruto lo que hago entonces lo sufro. Vivo un desafío de béisbol como un espectáculo, y manteniendo una máxima. En el caso del Campeonato Nacional, con topes entre Los Huracanes de Mayabeque con otro equipo del país, transmitimos para dos provincias y uno como narrador debe tratar de mantener ese equilibrio, pero llevarle al oyente lo que está ocurriendo. Por eso es importante combinar la tensión, el humor, la seriedad y siempre velar que lo que se escucha siempre quede con calidad, porque estamos transmitiendo al final un programa más de la radio.


P: Nelson de la Rosa, Premio de Mejor Narración Deportiva en del Tercer Festival de la Radio, la Televisión y la Prensa Escrita, Mayabeque 2016.


Llegue el sincero reconocimiento a este hombre que con su voz y estilo describe los partidos que mediante la radio disfrutan los amantes a nuestro pasatiempo nacional, en Mayabeque.

Por Yuniel Rodríguez Chávez y Anelis Díaz González