Cuba en el IV Clásico Mundial: a divertirse en el terreno de pelota

El IV Clásico Mundial de Béisbol es una realidad, el próximo martes comienza por Asia, con el choque Cuba – Japón, correspondiente al grupo clasificatorio B, que completan Australia y China.

 

Solo a modo de recordatorio, siempre es bueno puntualizar, el grupo A, que se juega en Korea del Sur, es completado por Taipei de China, Holanda e Israel; el C, con sede en Miami tiene al anfitrión Estados Unidos, República Dominicana, Canadá y Colombia y cierran el grupo D, que se juega en México, además de los aztecas a Italia, Venezuela y Puerto Rico, en el llamado grupo de la muerte.

 

Pero vamos al equipo Cuba, se realizaron varios topes en tierras asiáticas y más allá de haber ganado o perdido el equipo arrojó a la luz pública muchas de sus lagunas, sobretodo la ofensiva, lógico si se tiene en cuenta que ese picheo no lo vemos nunca.

 

Sin embargo si no hay un cambio de decisión de última hora, el derecho de Granma Lázaro Blanco fue el lanzador anunciado por Carlos Martí, para abrir el crucial primer choque ante los japoneses, días atrás, antes de la gira, el propio  mentor cubano había negado esta posibilidad y lo había anunciado para enfrentar a Australia el segundo día.

 

La decisión tiene varias lecturas, ¿qué hizo cambiar a Carlos Martí de opinión? es difícil saberlo pues el periodismo deportivo que se hace alrededor del equipo es prácticamente nulo. Eso sí en la afición, al menos la mayoría de los consultados por mí, es una mala decisión, y les digo, para mí también lo es.

 

Honestamente frente a Japón veo escasas posibilidades de victoria, es un equipo que nos supera en todo, y gastar nuestra mejor carta en ese juego que no nos define nada es un poco aventurado, si perdemos ante Japón iríamos al de vida o muerte con Australia ya sin nuestro mejor abridor, algo muy delicado teniendo en cuenta que el equipo cubano produce muy pocas carreras.

 

Es decir, si tus rivales directos por la clasificación a la segunda vuelta son Australia y China los abridores más seguros van contra ellos, además con el picheo japonés y la poca producción de carreras que Cuba ha hecho por partido en los topes, es una derrota casi segura. En fin a todas luces me parece un error considerable.

De la alineación queda por ver si finalmente Alfredo Despaigne pasa a jugar el jardín izquierdo y Cepeda ocupa el puesto de designado, y si Yosvani Alarcón se empela en la receptoría, buscando el line up más ofensivo posible, por lo visto será así, aunque conmigo juega Frank Camilo de inicio.

 

En el cuadro no hay dudas, de izquierda a derecha deben ser Gracial en tercera, Ayala en el campo corto, Benítez en segunda y Saavedra en primera, Roel en el center field, y Yoelkis Céspedes en el derecho.

 

Lo reitero Cuba tiene para mi un 50 por ciento de posibilidades de pasar a la segunda ronda pues Australia y China son rivales asequibles, ese sería un buen resultado, no creo en el optimismo de algunos colegas de la Radio y la Televisión como Roberto Pacheco, Rodolfo García o Anibal Oliva, este equipo ni es el de 2006, pues en calidad está muy por debajo de aquel, ni en una hipotética segunda vuelta, y ojalá me equivocara,  le veo armas para vencer a Japón, Corea del Sur y al verdugo de los últimos años Holanda.

 

Jugar la pelota que sabemos, alegres, sin presiones de ningún tipo, sin exigencias absurdas para nuestro nivel actual, ese tiene que ser el objetivo, lo demás lo dirá el terreno. Cuba debe salir a divertirse al diamante algo que hace mucho rato no hace en un estadio de pelota.

Videos


Artículos Relacionados

Variados