Martí en Fidel: Ética, Dignidad y Patriotismo

Jaruco, Mayabeque. Este martes 6 de marzo sesionó en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí, en La Habana, el panel Vigencia de Martí en Fidel, como parte de los festejos por el Día de la Prensa Cubana a celebrarse el 14 próximo.

 


jose-marti-fidel-castroDurante casi dos horas, colegas de diversos órganos de prensa, profesores universitarios y estudiosos de la obra del Maestro y del Comandante en Jefe Fidel Castro, tuvimos el privilegio de deleitarnos con las magistrales exposiciones de los integrantes del panel, compuesto por los Doctores en Ciencia Dolores Guerra López, investigadora del Instituto de Historia de Cuba, Pedro Pablo Rodríguez, del Centro de Estudios Martianos y el escritor e investigador Luis Toledo Sande.

 


En un primer momento del intercambio, la profesora Dolores Guerra, rememoraba la pasión voraz por la lectura del líder histórico de la Revolución cubana, cualidad que le permitió conocer más a fondo la obra del Apóstol.


Guerra resaltó en su alocución los puntos de coincidencia de Martí y Fidel y destacó el amor a la patria y la libertad, el concepto de ambos de independencia, la concepción de pueblo y la lucha a muerte contra la opresión extranjera.


Por su parte, el doctor Pedro Pablo Rodríguez, inició su intervención resaltando que Fidel logró lo que Martí tanto anheló, la unidad entre los partidos y movimientos políticos que llevaron al triunfo revolucionario el primero de enero de 1959.


El especialista del Centro de Estudios Martianos, resaltó también que tanto Fidel Castro Ruz como a José Martí los caracterizó un verbo encendido, el extraordinario arte de la oratoria y el orden práctico de sus ideales.  


Casi al finalizar el panel Vigencia de Martí en Fidel, como parte de los festejos por el día de la prensa cubana, el catedrático Luis Toledo Sande, señalaba que el Comandante en Jefe se convirtió en la continuidad histórica de un Martí que resurgió de las cenizas en el año de su centenario.


Y es que precisamente fue Fidel y aquellos jóvenes que asaltaron el Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953, quien lo dignificaron al nombrarlo autor intelectual de aquellos sucesos.


Como conclusiones del encuentro entre periodistas, escritores e investigadores, se definió que en estos tiempos es necesario hacer de la prensa revolucionaria, un ejercicio claro y eficiente.                                                 

Videos


Artículos Relacionados