Mella no muere

"La lucha contra el imperialismo de todas las fuerzas y tendencias es la lucha más importante en el momento actual… “.
Recientemente leí está frase que bien subrayada encontré en un libro de historia y pensé que se trataba del pensamiento de algún líder revolucionario de la Cuba actual, pero estaba en presencia de una afirmación de Julio Antonio Mella.


Aunque ha transcurrido casi un siglo de la existencia del eterno joven, la generación de hoy vive momentos similares pero en contextos totalmente diferentes. Y digo en contextos diferentes porque en la década del 20 del pasado siglo nuestro país estaba en manos de un gobierno manipulado por los Estados Unidos, y hoy, aunque somos libres e independientes sufrimos políticas que afectan el desarrollo socioeconómico de la mayor de las Antillas.


El pensamiento antimperialista de Julio Antonio Mella, trasciende sin límites, se hace eco del reclamo de los miles de jóvenes cubanos que exigimos  la justicia de los pueblos oprimidos, y  ayuda a comprender cuanto tenemos y por lo que debemos de seguir luchando, porque las conquistas no llegan solas, se pelean por ellas.


Desde otra óptica y adentrándome en la vida personal y política de Mella, me detengo a pensar en aquel joven que perdió su vida con solo 26 años, que amó a su familia, que se enamoró, que entonó cientos de veces en diferentes escenarios el Himno de Bayamo, en aquel analista político intrépido  que recorrió varias naciones en busca de ayuda para la causa revolucionaria.


Con solo estos pocos ejemplos, es menester nuestro estudiar y valorar aún más  la  impronta de Julio Antonio Mella, en tiempos donde fuerzas hegemónicas externas, acompañadas de una campaña mediática tratan de subvertir a la juventud cubana.  


Es por ello, que ante tales oprobios la máxima de Mella no muere. "La hora es de lucha, de lucha ardorosa; mañana se podrá discutir, hoy solo es honrado luchar”.

Videos


Artículos Relacionados