La base del deporte cubano necesita crecer

¿Por qué los bateadores japoneses logran tan buenos contactos con swines cortos y nosotros no? ¿Por qué sus lanzadores tienen rectas más veloces? ¿Por qué nos hemos quedado atrás en el mundo de la velocidad comparado con los jamaicanos? ¿Por qué no logramos buenos resultados en la natación?

 

Esas fueron algunas de las interrogantes que surgieron en diversos diálogos durante el recorrido de Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, por varias instalaciones deportivas de la capital, en las cuales constató de primera mano las labores de recuperación que se acometen e instó a ser más efectivos en la selección de talentos y en la aplicación de la ciencia en función de las distintas disciplinas.

 

Acompañado por Mercedes López Acea, miembro del Buró Político y primera secretaria del comité provincial del Partido en La Habana, y el doctor. Antonio Becalí, presidente del Inder, Lazo comenzó el recorrido en la mañana de este jueves por el Centro de Recursos de la Información para el Deporte Cubano y después inauguró un gimnasio biosaludable en la Ciudad Deportiva.

 

Posteriormente, visitaron el Centro de Investigaciones del Deporte Cubano, espacio donde se suscitó un interesante debate sobre la necesidad de poner en función de atletas y entrenadores los adelantos tecnológicos.  

 

«En la práctica, se focalizan las ­deficiencias de los atletas en sus ejercicios, y después sigue un proceso de notificación y capacitación a los entrenadores para pulir esas lagunas», dijo René Romero, director del centro, sobre la utilidad real de la institución.

 

En el propio recinto, se hizo énfasis en que la aplicación de la ciencia es fundamental para ser más eficientes a la hora de captar los nuevos talentos, idea que cobró fuerza en la posterior visita al Complejo de Piscinas Baraguá, sometido a una recuperación capital tras varios años de marcado deterioro.

 

«Una cifra de 700 atletas como cantera de la natación es muy pobre. El hecho de no tener instalaciones con las condiciones adecuadas nos ha golpeado ­mucho, pero necesitamos corregir el rumbo y lograr una base más nutrida», precisó Lazo, quien además dijo que cuando se terminen las obras en Baraguá deben extremarse las medidas para el cuidado y mantenimiento.

 

El recorrido incluyó paradas en el Combinado Deportivo Camilo Cienfuegos, del municipio de Plaza de la Revolución, inaugurado recientemente y que se prevé sea un bastión en la recreación de los niños capitalinos, así como en la sala polivalente Ramón Fonst y la nueva residencia de atletas del Cerro Pelado.

 

Esta última se encuentra casi lista con 64 habitaciones climatizadas, con televisión y baños independientes, las cuales recibirán a los deportistas que se ganen el derecho a ocupar uno de estos espacios. «Estas condiciones son muy apropiadas, por las cuales debemos luchar, pero quienes lleguen aquí tendrán más compromiso con la obra y su mantenimiento», destacó Lazo.

 

Por último, en la Fonst, donde todavía resta mucho trabajo para lograr un recinto a la altura de las expectativas, Mercedes López indicó que es imprescindible una cultura del detalle y librar una batalla diaria para que los esfuerzos no sean en balde.

 

«La Polivalente tiene que ser una insignia de la capital y no se pueden repetir los incidentes de violencia de otros tiempos. Hay que educar a los atletas, a los trabajadores y al público en el cuidado de la instalación, deben saber cuánto cuesta cada material para ganar en conciencia», enafatizó Lazo.

 

Por Aliet Arzola Lima | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Videos


Artículos Relacionados