¡Unidad, unidad, unidad: Cuba es el ejemplo!

Con motivo de las celebraciones posteriores al 1ro. de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, más de 1000 delegados de un millar de organizaciones sindicales, progresistas y populares de todo el mundo se dieron cita este martes en la Palacio de Convenciones para celebrar un Encuentro Internacional de Solidaridad con Cuba.

 

En el acto, por decisión del Presidente de los Consejos de Estados y de Ministros de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz, se le impuso la Medalla de la Amistad al secretario general de la Federación Sindical Mundial (FSM), George Mavrikos, así como al vicepresidente de esta organización, Valentin Pachu.

 

La condecoración fue entregada por el secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), Ulises Guilarte, y el presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), Fernando González.

 

El encuentro contó con la presencia del vicepresidente del Consejo de Estado, Salvador Valdés Mesa; Teresa Amarelle Boué, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y José Ramón Balaguer Cabrera, miembro del Se­cretariado del Comité Central del PCC y jefe del departamento de Relaciones Internacionales, entre otras personalidades.

 

Guilarte denunció en las palabras inaugurales el criminal bloqueo económico, comercial y financiero impuesto hace más de cinco décadas por EE.UU a Cuba y dio la bienvenida a los delegados, en especial a Mavrikos.

 

El secretario general de la CTC expresó el apoyo cubano y de todas las organizaciones progresistas presentes en el acto al gobierno constitucional de Venezuela y aprovechó la oportunidad para denunciar a las coaliciones opositoras tanto nacionales como internacionales de derecha que pretenden derrocarlo.

 

Por otra parte, la viceministra de Relaciones Exteriores Ana Teresita González Fraga, actualizó a los presentes sobre la política exterior cubana y abrió un panel relacionado con la situación latinoamericana, donde expusieron sus ideas miembros de diferentes organizaciones progresistas de la región.

 

González Fraga expresó que Cuba mantiene relaciones con 190 Estados reconocidos por Naciones Unidas y siete que no lo son. «En la actualidad Cuba no tiene relaciones solamente con Israel y Sudcorea».

 

La viceministra agradeció a nombre del pueblo y gobierno cubanos las muestras de solidaridad y cariño provenientes de todas partes del mundo con motivo del fallecimiento el pasado año del líder histórico de la Revolución Cubana Comandate en Jefe Fidel Castro Ruz.

 

A continuación, los panelistas de Brasil, Argentina y Venezuela expresaron sus opiniones relacionadas con las realidades de la fuerza trabajadora de sus países y debatieron ideas relacionadas con la globalización neoliberal, las crisis económicas que afectan las diferentes regiones del mundo y la amenaza del crecimiento de las fuerzas de derecha en Europa y América Latina.

 

«El gobierno de Mauricio Macri ya no puede calificarse de neoliberal, sino de capitalista salvaje para no dosificar términos», expresó el representante argentino, al referirse a las diferencias entre lo que sucede en su país y naciones como Cuba, donde el Estado trabaja para el pueblo y sus obreros.

 

Por otro lado, el representante de la Central de Trabajadores de Brasil (CTB) se refirió a la importancia de la figura de Fidel Castro y de cómo su impronta se sintió más presente que nunca en la histórica marcha del 1ro. de Mayo en la Plaza de la Revolución de La Habana.

 

También habló sobre las consecuencias del golpe de Estado parlamentario contra la exmandataria brasileña Dilma  Rousseff.

 

El Héroe de la República de Cuba, Fernando González, también se refirió a la importancia de la lucha contra el bloqueo y por la unidad de las fuerzas progresistas y populares del mundo, principalmente de los países en desarrollo, que son las prioridades del Movimiento de Solidaridad con Cuba.

 

«Cuando oímos en los medios que el gobierno norteamericano flexibiliza sus relaciones con Cuba, no quiere decir que el bloqueo esté eliminado, el bloqueo contra el pueblo cubano continúa», expresó.

 

El también presidente del ICAP hondó en la importancia de exigir no solo la clausura de la ilegal Base Naval de Guantánamo sino de también exigir la devolución de ese territorio al pueblo y gobierno de Cuba.

 

«Lo que sucedió en Argentina con la ascensión al poder de un gobierno abiertamente neoliberal, el golpe de estado parlamentario en Brasil y el ataque directo contra el gobierno venezolano, no son hechos aislados sino una muestra del ataque de la derecha regional contra las fuerzas progresistas», afirmó.

 

«La lucha por la liberación de los Cinco Héroes es un ejemplo claro de que cuando los hombres de bien se unen es posible lograr grandes cosas».

 

A continuación, delegados de Palestina, India, Venezuela, Ghana,Barbados, Reino Unido, EE.UU y Uruguay expresaron su solidaridad con el pueblo y gobierno cubanos, condenaron el bloqueo, exigieron el cierre de la Base Naval de Guantánamo, así como la devolución del territorio que esta ocupa.

 

Los delegados de Palestina condenaron la injerencia estadounidense en países como Iraq, Afganistán, Libia y Siria.

La representante de la India, por su parte, expresó que los obreros tienen el deber de luchar contra las clases dominantes que pretenden diferenciar el acceso a los recursos naturales y económicos.

 

«Cuba, bajo la dirección de su líder histórico, ha sido un faro para declarar el socialismo como alternativa innegable al capitalismo y que los trabajadores unidos nunca podrán ser derrotados», dijo.

 

Por otra parte, Omarlena Abreu, secretaria nacional femenina de la Unidad Popular Venezolana (UPV), centró su ponencia en reflejar la realidad que vive hoy el pueblo venezolano y de la guerra económica y política que vive la nación bolivariana.

 

La delgada venezolana condenó la política de doble rasero de las potencias occidentales cuando acusan a algunos países de no respetar los derechos humanos, cuando ellos atacan militarmente a las naciones y violan la autodeterminación de los pueblos.

 

Las delegadas de EE.UU se refirieron a la política discriminatoria contra las minorías que mantiene Washington y añadieron que, a pesar de las diferencias entre Cuba y Estados Unidos, sus pueblos son semejantes en muchos aspectos.

 

«Podremos regresar a nuestro país, la cueva del lobo, para decir lo que vimos aquí: un pueblo revolucionario, libre de espíritu, forjado por tres grandes hombres: Fidel Castro, Ernesto Guevara y Camilo Cienfuegos. La marcha histórica de este 1ro. de mayo del 2017 fue una prueba de la fuerza de Cuba», expresaron.

 

Jorge Bermúdez, delegado del Movimiento Sindical uruguayo, reafirmó los lazos indestructibles entre ese grupo y la Revolución Cubana, así como la importancia historia del legado de Fidel para los pueblos de Latinoamérica y del mundo.

 

El profesor y sociólogo nicaragüense Freddy Franco, entretanto, defendió el derecho de Cuba a continuar su camino hacia el socialismo mediante la actualización de su modelo económico.

 

«En Latinoamérica la llamada política de derecha de los golpes bajos, que no es más que una ofensiva imperialista, está dando resultados. No podemos permitir que esto siga sucediendo», concluyó.

 

Por Ernesto J. Gómez Figueredo | Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Videos


Artículos Relacionados