¿Qué significados tuvo la creación de la Ciudad Condal?

Es posible que los amigos se hayan preguntado más de una vez ¿Qué significado especial tenía para Jaruco ser una Ciudad Condal? En realidad, la trascendencia del hecho sociocultural de la creación de la ciudad tiene varios significados.

 

La propia existencia y conservación de documentos primarios del suceso, en los cuales no se escatiman sellos y blasones, constituye materialmente la existencia de una papelería patrimonial, conservada por considerarse valiosa en las más importantes instituciones culturales del país: Museo de la Ciudad de La Habana; Biblioteca Nacional José Martí; el Arzobispado de La Habana y el Archivo Nacional de Cuba, entre otros.

 

Por otra parte, el hecho de que la jurisdicción de Jaruco nucleara su jerarquía gubernamental alrededor de una Casa de Gobierno bajo el amparo de la Metrópoli en los días de su fundación, y mantuviera una estructura añeja y caduca por años, con cargos obsoletos como el de Vara de Justicia Mayor, desempeñado prioritariamente por un miembro de la familia fundadora.

 

Otros significados de la creación de la ciudad condal fueron la tradición de celebrar cada evento de la llamada Madre Patria como suyo; la conservación durante años de órganos coercitivos tales como el Regimiento de Caballería Voluntarios de Jaruco y las Milicias de Color. y el hecho de convertirse en una de las comarcas mejor defendidas por los militares españoles en Cuba, objeto de atención expresa del Rey de España y elegida por el Titán de bronce para mostrar el poderío mambí a un nuevo Capitán General, en ese momento, Valeriano Weyler, nombre que quedó inscrito con caligrafía luctuosa en la historia de Cuba.

 

También resulta una consecuencia de ese cordón umbilical que ataba a la ciudad condal a la vieja España, el surgimiento y desarrollo de clases populares antagónicas a las estructuras oficialistas, formando parte también de la compleja dinámica sociocultural de un Jaruco cada vez más cambiante, las cuales negaban el coloniaje y aspiraba a la libertad de Cuba y por ende, de su Ciudad e integraron la maquinaria indetenible del proceso transformador y dialéctico, que iba ocurriendo inclusive en el seno de todos los estratos de la sociedad en la, ya por ese entonces, casi centenaria, Ciudad Condal.

 

Hoy somos una Ciudad Condal orgullosa del quehacer de sus hijos que trabajan duro a diario para continuar embelleciéndola y que siga siendo un símbolo de Mayabeque y de Cuba.

Videos


Artículos Relacionados