RADIO JARUCO

Font Size

SCREEN

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

Tony: como una flor en el pantano

“Flores en un pantano”, así definió a los Cinco el periodista cubano Luis Sexto y no se equivoca. Antonio Guerrero, por ejemplo se renueva a diario gracias a los proyectos artísticos que materializa en la prisión y que luego dan la vuelta al mundo, como son sus colecciones de pinturas y sus poemarios.

 

Esa pasión por la creación ha transformado a Tony y le otorgó un brillo diferente según lo corroboró recientemente Margaret Becker, la persona con quien el antiterrorista cubano compartía su vida en el momento de ser encarcelado en 1998.

 

Maggi, como él le llama, al narrar sus impresiones sobre una visita realizada a a Tony en Marianna, Florida, hace unos días dijo, que lo primero que llamó su atención fue lo bien que lucía Antonio, según sus propias palabras, “Si no en la más perfecta condición física, Antonio irradiaba una salud más firmemente tomada en sus propias manos, a pesar de los 16 años de prisión acumulados.

 

Margaret Becker quedó fascinada por el buen ánimo y la energía de Tony, lo que atribuyó a la manera en que el héroe cubano se ha entregado al arte:
“Es una alegría ver el artista en que él se ha convertido, producto de la convergencia de muchos elementos, pero sobre todo debido a su amor y dedicación al arte, confesaba Maggie.

 

Y recordaba también, “Yo conozco que sus dibujos con grafito y sus trabajos de caligrafía lo condujeron a los lápices de colores y de ahí a los pasteles; luego vino la acuarela y más tarde el óleo. Yo conozco cómo sus poemas fueron escritos para dar a otros todo lo que podía dar de él, lo que ellos le significaron para sobrevivir y más aún para crecer.

 

La amiga de Antonio Guerrero, Margaret Becker, selló su crónica con estas palabras que muestran la trascendencia del quehacer artístico del antiterrorista cubano, en los Estados Unidos:   

“Después de la última visita el lunes, nos dirigimos al moderno edificio del Departamento de Salud del Condado Jackson, que está localizado cerca de la prisión, y allí pudimos ver un óleo de Tony que es la imagen de un hombre inclinado consolando a una niña que está abrazada a una de sus piernas. Esta obra cuelga en el Salón de Reuniones adyacente a la Oficina del Director de este centro”.

 

El poder de Tony para vencer la soledad y el tiempo en la prisión través de la creación artística es lo que le ha permitido, como bien enfatizó el periodista cubano Luis Sexto, crecer como lo hacen las más bellas flores en el pantano.

Usted está aquí: Comentarios Tony: como una flor en el pantano