Vía a la Vida

Trascurridas las 2 pasado meridiano y ante la información del fallo del ómnibus programado, todos los pasajeros salimos en busca de la camioneta que nos acercaría a nuestro destino. Grande fue la sorpresa cuando todos al ver los apenas 25 años de chofer un poco contrariados decidimos subirnos. Éste, sin darnos tiempo de reflexionar emprendió la carrera como un bólido en cuestiones de segundos.


accidente-transito-cubaA mitad del camino una guagua escolar quiso pasarle y fue en ese momento donde todo un infierno de maniobras suicidas empezaron a formar parte de aquel viaje. Como una lluvia comenzaron a caer todas las velocidades una tras otra sin dar respiro al motor. Nosotros asombrados veíamos como la carretera se perdía bajo las gomas producto de la rapidez, nadie hablaba, pero en todos los ojos se veía el miedo de quienes en varios momentos al igual que yo, también preferían bajarse a mitad de camino.


Al fin el objetivo de aquel chofer fue cumplido, él llegó a su destino antes que la guagua escolar, por nuestra parte, los pasajeros también realizamos el mayor deseo, llegamos vivos. Pero lo más lamentable de esta historia, es que conductores como este, actúan de esa misma forma con mucha frecuencia en la carretera.


Amigos, con la llegada de la etapa veraniega, la población se desplaza hacia las playas, campismos y complejos de piscinas para así atenuar las cálidas temperaturas y disfrutar de un sano esparcimiento familiar, sin embargo, para lograr este amplio disfrute es imprescindible que por parte de los conductores de vehículos y usuarios de la vía en general, se apliquen al transitar, medidas acordes con las normas de la seguridad vial.


Hoy sabemos que existen muchos vehículos que han venido a resolver un gran problema dentro del entramado del transporte público, pero esto no puede opacar bajo ningunas circunstancias, todas las infracciones que se cometen y sin temor a equivocarme, pudiera asegurar que los principales protagonistas de estas trágicas historias en la vía pública resultan ser mayormente los choferes más jóvenes.  

 

Considero que las normas reguladoras de tránsito y la responsabilidad de los usuarios de la vía pública componen el principal punto en la seguridad vial.

 

Sin una organización por parte del estado, con el apoyo de reglamentaciones para el tránsito y sin la moderación de las conductas humanas, particulares o colectivas, no es posible lograr un óptimo resultado.


Hoy existen variados factores que atentan contra un correcto desarrollo de la seguridad vial. Pudiera citar quizás la ingestión  de bebidas alcohólicas, la audición de música muy alta lo que no permite concentrase en el volante y además no permite escuchar a otro vehículo que esté próximo, y muchas más.


Amigos, queremos que sea muy oportuno este mensaje de prevención a todos los colectivos de las familias sobre como actuar correctamente en la vía. Llevar a bordo en un vehículo más o menos pasajeros, no hace la diferencia para querer robarle con una infracción indebida, la vida a uno de ellos.


No olviden choferes, que quien decide sentarse detrás de un timón, debe tener una idea bien clara, que toda persona que aborde su vehículo estará, de forma irreversible, bajo su responsabilidad.

 

El pueblo merece disfrutar y celebrar alegremente de sus merecidas vacaciones, y de recrearse en centro de diversión y lugares de extraordinaria belleza. Pero tratemos siempre que sea bajo la premisa de dar. ¡Vía a la Vida!

Videos


Artículos Relacionados