Fútbol sí, indisciplina y vulgaridad no

Después de tres años intentándolo, y celebrando torneos por esfuerzo propio, el fútbol en Jaruco logró llegar a jugar un torneo de noche como era el sueño de muchos en esta ciudad. Se juega en el Complejo Deportivo número uno a partir de las ocho.  

 

Sin embargo el sueño pude volverse pesadilla si no lo está siendo ya, pesadilla porque amen de fortalecer algunos aspectos organizativos, la indisciplina prima en muchos jugadores que no toman conciencia de la seriedad del asunto.

 

Este torneo de fútbol 4 del verano en Jaruco, no es uno más, es uno que pretendemos haya llegado para quedarse, y para que se quede hay que terminarlo bien. Desde el punto de vista de asistencia de público, incluido mujeres y niños, ya va siendo exitoso pues el número aumenta con cada jornada, pero ir a ver indisciplinas y payasadas, no le gusta nadie.

 

Comienzo por el arbitraje, a cargo de Darien Echenique, más conocido en Jaruco por el apodo del “Vargas”. Darien es uno de los soñadores, cuyo esfuerzo desconocen muchos incluso que juegan el torneo, que con muchas ganas ha estado presente junto a este periodista, Antonio y el profe Julito, a quien no se convocó increíblemente para estar apoyando este evento, en los otros torneos.

 

Pues bien sobre el Vargas, recae la ingrata tarea de arbitrar los partidos, él con muchas ganas y conocimiento pleno del reglamento se entrega a su difícil labor con el mayor deseo de hacerlo bien, que se equivoca a veces, es cierto, lo hacen los árbitros más encumbrados del mundo en mundiales, ligas o Champions League, pero juzgar o criticar es fácil, sacrificarse y atreverse es lo difícil.

 

Eso sí, el estar de acuerdo o no con una decisión, no le da derecho a nadie a proferir insultos, faltar al respeto o incitar a la violencia verbal o física, ni a hacer excentricismos, auténticas payasadas que no son bien recibidas por nadie. El torneo tiene un reglamento y hay que cumplirlo o salirse.  


Nadie puede estar por encima de la ley ni en el deporte ni en la vida, y en esta ciudad carente de actividades sanas y recreativas durante casi todo el año, lograr que un evento así se de, lleva de la implicación de todos, de la toma de conciencia de todos, y pensar que lo que se juega es nuestra Liga, y tiene tanta importancia y seriedad como la española o la inglesa. Es nuestra oportunidad única de igualarnos ante nuestra gente a esas estrellas que admiramos cada fin de semana en la televisión.

 

Esos equipos de San Antonio que vienen de noche y se van bien tarde y sin transporte, es un esfuerzo que hay que reconocer, ellos y los de acá de Jaruco igual, entonces como es posible que los mismos jugadores desluzcan algo así, algo tan bonito sobre el deporte que amamos todos, y que se ha logrado al fin con mucho sacrifico y esfuerzo.

 

Sin disciplina se pueden lograr pocas cosasen esta vida, y sin ella no hay evento posible, ni futuro, desde aquí y como director de equipo que soy, hago un llamado a todos los jugadores y público en general a respetar para que los respeten, y bien por Darien y sus medidas de suspensión para con los indisciplinados, o la acatan o que se vayan y no vuelvan.

 

Hay muchos aspectos por mejorar, como tener a un segundo arbitro, el personal adecuado en la mesa de anotaciones, el tratar de alejar al público más del terreno de juego, pero lo principal es jugar, tener el torneo y ya lo tenemos, ahora hay que mantenerlo y para eso hay que unirse y extirpar toda la indisciplina. Que se repitan estos eventos es el objetivo principal, es decir que el fútbol llegue para quedarse como lo ha hecho el Voleibol.

 

En Jaruco ocho equipos compiten por el ser el rey del más universal en la ciudad, de momento la lucha va bien reñida, a usted lo invito a pasarse por el complejo deportivo número uno los lunes y los miércoles a las ocho de la noche. El deporte es vida, salud y bienestar, y no hay ni habrá nunca cabida para los indisciplinados, faltas de respeto y excéntricos, eso que quede bien claro.

Videos


Artículos Relacionados

Variados