“...logré que la pequeña caminara, fue muy emocionante”

Para Mairobys Rodríguez, joven del poblado de Caraballo y Licenciada en Rehabilitación Integral, cumplir misión internacionalista en el hermano país de Venezuela resultó una experiencia inolvidable.


Mairobys Rodríguez: “Recién graduada de Rehabilitación Integral, empiezo a trabajar en septiembre de 2014 y cuando llevaba casi 15 días trabajando me avisan que si quiero cumplir misión internacionalista en Venezuela, yo dije que sí y ya en noviembre de ese mismo año tenía todos mis papeles listos y me fui un 19 de noviembre para Venezuela”


Periodista: ¿Cómo fue ese momento cuando llegaste allí?
Mairobys Rodríguez: “Mira, yo nunca me había separado de mis padres y llegar allí fue en un principio una experiencia bonita pero cuando llegó el momento que me vi sola fue para mí emprender un camino difícil porque Venezuela todos sabemos que es un país muy diferente al nuestro, nosotros estamos acostumbrados a una vida muy tranquila y allí la vida es muy difícil y dura, allí hay mucha violencia, por suerte yo caí en un lugar tranquilo, me acogieron muy bien las personas de ese sitio pero me tuve que acostumbrar a la cultura de ellos, a como vivían, a todo desde la cultura hasta la comida que ellos comen”


Periodista: Sobre su estancia en la tierra del Libertador la joven recordó.
Mairobys Rodríguez: “Me ubicaron en un CDI que se llama Mopia en el que guardo muchísimos recuerdos, me comunico hoy por hoy con ese personal de trabajadores que allí laboran y bueno allí estuve 2 años con 2 meses hasta que me llegó el fin de la misión con mi relevo”


Periodista: ¿Allí rehabilitabas a todo tipo de personas?
Mairobys Rodríguez: “Allí hacía el mismo trabajo que hacía en la Sala de Rehabilitación de Jaruco, lo que allá se trabaja muchísimo más, además aquí existen muchos rehabilitadores y el trabajo que hacemos aquí 15 o 18 trabajadores, allí los hacen 3 o 4 rehabilitadores. Allí se atendía todo, lo mismo un niño, un anciano que un lesionado medular que es lo que más se ve allá que son las lesiones por disparos en la columna”


Periodista: Muchos fueron los momentos alegres y tristes vividos por la joven licenciada en Rehabilitación Integral Mairobys Rodríguez.
Mairobys Rodríguez: “Aquí en Cuba trabajaba con niños porque siempre me gustó mucho el intercambio con ellos y bueno cuando llegué a la misión al mes de estar allí llegó una mamá con una pequeña de casi tres añitos que todavía no caminaba, la fisiatra que trabajaba conmigo me pidió de favor que hiciera algo por ella, yo releí todos los resúmenes de historia clínica de la niña, me fue duro porque la mamá de la niña me dijo llorando que ponía toda su esperanza en mí, que por favor, que la niña tenía esa edad que no caminaba aún. Eso fue un gran reto para mí y casi al terminar la misión logré que la pequeña caminara, fue muy emocionante” (llora)


Periodista: En sus visitas a Cuba durante la misión, despegarse de la familia era muy duro para Mairobys.
Mairobys Rodríguez: “Ese momento es peor porque cuando uno se va no sabe a lo que se va a enfrentar, pero cuando estás un año entero sin ver a tu familia y regresas cuando te llaman que te tienes que ir eso si es duro”


A sus 25 años de edad esta jovencita del poblado de Caraballo se siente satisfecha de haber formado parte de la enorme lista de  profesionales cubanas que han dado su granito de arena en beneficio de los amigos venezolanos que tanto le agradecen al sistema de salud cubano.

Videos


Artículos Relacionados

Variados