La Patria de Martí

“(…) El amor madre a la Patria
No es el amor ridículo a la tierra
Ni a la yerba que pisan nuestras plantas,
Es el odio invencible a quien la oprime
Es el rencor eterno a quien la ataca”
No ha existido mejor definición que esta, expresada por Martí quien  con quince años de edad conceptualizaba el amor a la Patria en su poema épico Abdala.


Y es que esta clase de amor no dejará de latir tampoco este 28 de enero cuando en el aniversario 165 de su natalicio, Martí vive entre nosotros y se suele recordar en esta fecha toda la obra humana que lo llevó a ganarse ser el más universal de los cubanos.

 

¡Qué mejor ejemplo que el martiano! Larga, buena y fructífera fue la obra del Maestro y en toda ella podemos tocar el amor en sus múltiples formas, pero quizás la mayor prueba que Martí nos diera como colofón de su quehacer, fuera la de ofrendar su propia vida por la libertad de los cubanos. Así de profundo fue su amor.


El concepto de Patria fue el sostén de toda la vida de Martí y alimentó su extraordinaria obra intelectual y revolucionaria, que tuvo como referente el entorno familiar donde se fortaleció ante los desdenes que le impuso la vida ante su impetuoso sentimiento de amor a la libertad plena.


Sin dudas, el Héroe Nacional resumió en el personaje Abdala, su amor a la Patria, a la libertad y la decisión de defenderla del colonialista opresor, aunque en ello le fuera la vida. A ello se une la ardiente pasión de los versos que con un mensaje alentador, alimenta el espíritu de las futuras generaciones.

Videos


Artículos Relacionados