Presidenta Brasil gana adeptos y encabeza preferencia del electorado

Brasilia, 4 sep (PL) En medio de una intensa campaña electoral, marcada por las críticas de la candidata presidencial Marina Silva, la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, aparece con el 37 por ciento en la preferencia de los votantes.

La última pesquisa de la empresa Ibope, divulgada anoche, muestra que Rousseff avanzó y rompió el empate con Silva, la postulante del Partido Socialista (PSB), quien acumula ahora el 33 por ciento en la intención del voto y se ubica en el segundo lugar.

 

Estos datos evidencian asimismo un incremento en los últimos siete días del respaldo a la jefa de Estado, que cuenta con gran soporte en los municipios de la periferia de las ciudades, donde acumula 38 por ciento de apoyo, según Ibope.

 

Su contrincante Silva mantiene por su parte mayor soporte en la región sur del país y en especial entre parte del electorado de clase media y alta, que anteriormente ofreció su voto al pretendiente de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el senador Aécio Neves.

 

Analistas políticos destacan el ascenso de la gobernante, quien busca su reelección por el Partido de los Trabajadores (PT), después de acrecentar sus ataques al programa de gobierno de la candidata del PSB, excompañera de fórmula del fallecido Eduardo Campos el 13 último en un accidente aéreo.

 

Rousseff manifestó en días pasados preocupación con la plataforma de la pretendiente socialista, porque acabará con la política y la agricultura, así como reducirá la actividad y el poder financiero de la banca pública. Durante un recorrido el martes último por Sao Bernardo, la zona industrial de Sao Paulo, la jefa de Estado advirtió sobre las intenciones de Silva de ofrecer plena autonomía al Banco Central, lo cual originará problemas en la captación de recursos en el sector industrial, en otras esferas productivas y hasta generará desempleo.

 

Las críticas contra su contrincante develaron asimismo los errores e incoherencias de sus propuestas, muchas de las cuales fueron modificadas tras no acapar el respaldo de la ciudadanía. Los reproches asimismo a su gestión por el lento crecimiento del Producto Interno Bruto y la alta inflación motivaron el anunció de un cambio en su equipo económico si es reelegida para un nuevo mandato.

 

En un nuevo gobierno habrá modificaciones y actualizaciones para garantizar un mejor y mayor desarrollo, aseveró en su primera vez que hace referencia una mudanza de sus titulares.