Resumen de Champions: Willian y Messi

Esta semana corresponde el análisis del resto de los partidos de octavos de final de la Liga de campeones de Europa. El plato fuerte fue sin dudas el escenificado en Stanford Bridge entre el Chelsea y el Barcelona pero este lo dejaremos para el final.


Los otros tres partidos de octavos de la Champions fueron entre el poderoso Bayern Múnich y el Besiktas turco, que terminó con una goleada de cinco a cero para los alemanes que los ponen ya  y con la vuelta en Alemania, en los cuartos de final.


Los teutones se encontraron con una tarjeta roja muy rigurosa a su favor a los 16 minutos del primer tiempo y eso desmoronó la resistencia del cuadro turco, dos para Tomas Meuller, y dos para Robert Lewandoski más otro tanto sentenciaron la eliminatoria.


La sorpresa de esta semana corrió a cargo del Shakhtar Donest de Ucrania, que derrotó en casa dos, uno a la Roma de Italia, los romanos que partían como favoritos marcaron primero pero desperdiciaron varias oportunidades claras, y terminaron pagando el empuje de los brasileños - ucranianos que guiaron a los suyos a una remontada sobre todo con un golazo de tiro libre de Fred, cerca del final. El choque del olímpico de Roma promete muchas emociones.


Y hablando de sorpresas otro que estuvo cerca de dar una fue el Sevilla, que recibió en casa la visita del Manchester United de José Mouriño que se las vio tiesas con el cuadro sevillista, y si el choque terminó en igualdad a cero y los ingleses dejaron así su arco fue gracias a la actuación espectacular del, para mí, mejor portero del mundo, el guardameta David de Gea, quien entre otras, le paró un cabezazo a dos metros y a 77 kilómetros por hora a Luis Muriel con una reacción de ciencia ficción, ¡0.26 segundos!, increíble. Que los diablos rojos de Manchester lleguen vivos a Old Traford fue en gran medida gracias a su portero español.


Pero el choque que acaparó la atención mundial esta semana fue el escenificado en Stanford Bridge entre el Barcelona y el Chelsea, un duelo entre viejos conocidos que en Champions favorece a los ingleses.


Antonio Conte se reservó en la banca del Chelsea  a sus dos delanteros puros, y puso en cancha un equipo balanceado para mantener el equilibrio a la hora de jugar sin balón y adelante lo confió todo a Pedro, Hazard y Wilian que fue el mejor del lado blue.


Por el Barza, lo esperado más Messi, el imprescindible, el que casi siempre está para salvar a los azulgranas, que esta vez corrieron con suerte, mucha suerte.


El brasileño Willian estrelló dos disparos a cada poste que defendía Ter Stegen mientras el Barcelona tenía la pelota pero no las oportunidades, solo Iniesta  y Messi lo intentaban en serio.


En la segunda mitad Willian tuvo su revancha y en una jugada de estrategia que la defensa del Barca se tragó por completo el volante anotó un golazo ante la mirada atónita del meta alemán que viste de azulgrana.


Ya casi al final y cuando parecía que el barza, lo tenía muy difícil, vino un disparate del central Christensen  que despejó hacia el centro y ahí mismo resurgió de las cenizas el Barza.


Recuerdan a Iniesta y Messi, ya les había hablado de ellos, pues Andresito recogió el regalo de Christensen levantó la cabeza y la dejó atrás con un toque sutil para que Lionel gritará con su zurdazo, su primer gol al Chelsea en Champions tras diez encuentros y resucitó al barza, una vez más, dejando la eliminatoria del miércoles 14 de marzo al rojo vivo para el Camp Nou.


La Champions regresa el 6 de marzo, con los otros duelos, y con el partidazo entre el Real Madrid y el Paris Saint Germaín que va favorable a los merengues por el tres uno de la ida, pero eso será otro tema para regresar, ¿no les perece?

Videos


Artículos Relacionados

Variados