Abril, mes de victorias

Llegó Abril, un mes de victorias, de historia viva de este país de gigantes. Un mes de especial significación para los cubanos. La creación de la Unión de Pioneros de Cuba, el cuatro de abril de 1961, que devino luego Organización de Pioneros José Martí (OPJM) y un año después la constitución la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), son hechos que hacen de este, un mes de futuro.


Varias son las trincheras en las que las nuevas generaciones han hecho Revolución, y entre ellas la Batalla de Ideas es la expresión más genuina del protagonismo de los pinos nuevos en estos tiempos.


Y para que abril se vistiera de sencillez, elegancia y voluntad, nace el día siete de 1930 en cuna

santiaguera, Vilma Espín Guillois, destacada defensora de los derechos de las féminas cubanas, quien las aglutinó en una organización nacida para erradicar esquemas y estereotipos que frenaron por años la inclusión plena de ese sector en la sociedad.


También abril es una página memorable en la historia patria. El pueblo cubano nunca olvidará aquel día 15 de 1961, cuando aviones mercenarios bombardearon los aeropuertos de San Antonio de los Baños y Ciudad Libertad, en La Habana, y de Santiago de Cuba. Un día después, Fidel proclamaba el carácter socialista de la Revolución. Escuelas llenas de obreros, de negros y mulatos; salud hasta los más recónditos lugares de la geografía, la tierra en manos del campesino, solo podían ser fruto de un sistema como el que se gestaba. Entonces, vendrían días difíciles para los cubanos. Había que pelear hasta con los dientes por esas y otras conquistas.


Eran los días de Girón. Nunca la convicción y la unidad de un pueblo se pusieron tan a prueba. Y vencimos. Débiles en armamentos frente a un enemigo militarmente superior, pero grandes de principios. Más de tres siglos de sangre redentora, primero en la manigua, luego en la sierra y el llano, no podían ser pisoteados por botas mercenarias.


El 19 de abril, un mar de verde festejaba la victoria con el dolor aún lacerante por aquellos que siendo casi niños no dudaron en coger el fusil y vivir para siempre porque los que mueren por la vida, no pueden llamarse muertos.


Hablar de abril en Cuba se haría eterno, y es que este mes vio nacer la Constitución de Guáimaro, la primera de la República de Cuba en Armas, al Partido Revolucionario Cubano y a Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria.


Así de grande es abril, 30 días no alcanzan para resumir su significado. Es un mes grande de la historia misma de la patria que hace a millones de cubanos y cubanos vivir orgullosos y fieles a sus conquistas.

Videos


Artículos Relacionados