La familia cubana y el nuevo curso escolar

Yahilka Hernandez
Sigueme
Últimas entradas de Yahilka Hernandez (ver todo)

Este noviembre hace historia para la educación cubana. El próximo lunes las aulas del país abren sus puertas de par en par para recibir al futuro. Será un día feliz para Cuba porque se inicia el curso escolar en toda la nación. Con el mismo entusiasmo y la misma voluntad de cada reencuentro con la enseñanza, veremos a nuestros niños formados junto a la bandera y al busto de Martí.

Para orgullo de los cubanos, la mañana del 2 de noviembre parecerá un desfile de uniformados. Detrás de esa organización, de esa responsabilidad con la instrucción, está la familia cubana.

A pocos días del reencuentro se siente el ajetreo peculiar, característico de los días que anteceden a una nueva etapa lectiva,  donde el aprendizaje y la formación integral de los alumnos serán el objetivo principal de los educadores.

La familia está al tanto de los más mínimos detalles para que todo quede listo  para el  próximo lunes, a la altura de lo que significa tal acontecimiento.

Florecerá un tiempo donde lo más importante será estudiar, aprovechando al máximo cada jornada en cada escuela u otro tipo de institución docente.

A pesar de la actual situación epidemiológica es imprescindible que desde casa se mantenga el vínculo de  los padres con la escuela a través de otras alternativas.

Sí, porque a todo padre o madre le enorgullece saber que su hijo es el mejor, que se comporta bien y que aprende. Ese bien no nace solo: brota desde la casa y se fortalece en esas escuelas que están listas para recibir a sus alumnos cuando comience noviembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *