10 de octubre de 1868, fecha imborrable para los cubanos.

Compartir con:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print

El 10 de octubre de 1868 las campanas del ingenio La Demajagua no sonaron para trabajar. Ese día llamaban al levantamiento por la independencia de Cuba


El memorable acontecimiento fue por iniciativa del bayamés Carlos Manuel de Céspedes.

Libros de historia de Cuba señalan que el levantamiento estaba previsto para el día 14 de Octubre, pero Céspedes fue delatado y decidió adelantarse para el día 10. Ese día en el ingenio La Demajagua se reunieron numerosos patriotas para dar inicio a las luchas independentistas. Con palabras emocionadas cargadas rebeldía comunicaba a sus esclavos que a partir de ese momento eran hombres libres y los exhortó a unirse a la lucha por la libertad de Cuba. Allí se leyó el manifiesto del 10 de Octubre que constituyó la primera declaración de independencia de Cuba.

En el documento programa firmado por Carlos Manuel de Céspedes se exponían las razones del levantamiento armado, conocido también como Manifiesto del 10 de Octubre, que constituyó el programa de la Revolución y fue la primera declaración de independencia de Cuba.

Es el documento a través del cual los cubanos exponen las causas que motivaron las luchas por la independencia en lo económico, político y lo social, así como los objetivos que perseguían en aquella gesta: Independencia de Cuba y abolición de la esclavitud. El documento planteaba que en la nación por la que se luchaba existían plenos derechos y libertad de palabra para los ciudadanos y que se mantendrían relaciones de libre comercio con todos los países. Destacaba también que los cubanos tenían derecho de elegir a sus gobernantes, en general El Manifiesto del Diez de Octubre de 1868 recogía las aspiraciones de los cubanos y los principios fundamentales de su lucha.

Aunque el problema de la esclavitud no tuvo la solución más rápida, el manifiesto en general debido a sus pronunciamientos en contra del colonialismo y a favor de la independencia se considera un documento de carácter progresista que estimuló a los cubanos en su lucha, dando inicio al proceso revolucionario cubano.

El estallido del 10 de octubre de 1868 fue una nueva expresión de oposición de los cubanos al colonialismo español, cristalizó todos los anteriores empeños de un reducido grupo que, dentro de Cuba, laboraba para lograr de España el reconocimiento que les permitiera participar de manera activa de la vida política y económica de la Isla.

Durante diez años de cruenta lucha los cubanos mostrarían al mundo su heroísmo y valor, enfrentando a un ejército superior, no solo en hombres sino también en recursos disponibles para hacer la guerra.

La imborrable fecha del 10 de Octubre de 1868 abrió un ciclo de lucha del pueblo cubano por lograr su definitiva y total independencia, que se logró el Primero de Enero de 1959, con la revolución triunfante encabezada por Fidel Castro Ruz y que hoy los cubanos defendemos a pesar de las continuas agresiones y la hostilidad de los gobiernos de Estados Unidos.

Silvia González

Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *