¿Café en Jaruco?

Compartir con:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Yarisleidy Cabrera
Yarisleidy Cabrera

Noticias recientes de Yarisleidy Cabrera (ver todo)

¡¿Café en Jaruco?! Sí amigo, como lo escucha: Jaruco fue un gran productor de café durante la colonia española.

La Taberna

Según un legajo del Archivo Nacional de Cuba del año 1847, en las fértiles tierras de la entonces Jurisdicción de San Juan de Jaruco existían sendos cafetales donde se cosechaba el aromático grano.

El vetusto documento refiere que en aquella fecha, en las inmediaciones de la Ciudad Condal destacaban en la producción de café, Inocencio Casanova; y en la zona de Casiguas, el muy famoso Cafetal Santa Trinidad, pero el nombre de su dueño no aparece en el manuscrito.

En la demarcación de Aguacate, gran éxito tuvo el Cafetal de Cámara, precisamente por el favorable clima en esa geografía y por estar situado en el camino real de la Isla. Y en los límites con Matanzas, fructificaron las cosechas del grano en las tierras de Don Cirilo, Numancia y Trinidad.

En ese mismo territorio, exactamente entre Madruga y Bainoa, sobresalían las propiedades cafetaleras Miraflores y Barrueto, y hacia el potrero Los Príncipes, las haciendas Buena Madre, Leal y Santa Rosa y el Sandoval.

La localidad de Canasí, para entonces solo contaba, al menos en ese registro, con el Cafetal Destino, mientras en Bainoa, hacían gala de sus triunfos los cafetales, Santa Clara, situado en el camino real de Santa Cruz, La Palma y las producciones del criollo, Domingo Gutiérrez.
La cosecha del café de Jaruco tenía como principal destino, la villa de San Cristóbal de La Habana, donde se servía en La Taberna, Café de Copas, Café de los Franceses y La Dominica, populares casas de café.

Por la buena calidad del grano jaruqueño, en casi su totalidad era exportado hacia Europa en la llamada Ruta Antillana del Café. Y hacia 1847, la Isla registraba una exportación de más de 190 mil quintales de la estimulante semilla.

Hace muchos años que en Jaruco se abandonó el cultivo del café, una actividad agrícola que según expertos, podrían dejar sustanciales ganancias a la economía local y devolver los años de gloria cafetalera a este territorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *