Cambiando

Compartir con:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Marlene Caboverde

Marlene Caboverde

Periodista de Radio Jaruco y Editor Jefe de la Redacción Digítal
Marlene Caboverde

Noticias recientes de Marlene Caboverde (ver todo)

“Si quieres cambiar al mundo, cámbiate a ti mismo.”

Gandhi

La Asamblea Nacional del Poder Popular acaba de aprobar la nueva Ley Electoral, la Ley de los símbolos y la primera Ley de Pesca de la República de Cuba, como pruebas de que continuamos cambiando entre todos y para el bien de todos.


¿Significa entonces que todo ese andamiaje jurídico puede marchar por sí mismo?

¿Acaso está investido de superpoderes para transformar en un santiamén la compleja realidad del país?

Sin dudas, el hecho de consentir, desde la pluralidad, que nuevos caminos legales guíen el desarrollo en ámbitos claves de la sociedad es trascendental y sobre todo, oportuno.

Pero si, paralelamente, no se echan a andar (con eficiencia y eficacia) las maneras de controlar y hacer que se ajusten las conductas a las leyes, éstas palidecerán en el papel.

No pienso que esta hoja de ruta diferente sea definitoria, ni definitiva, pero algo sí me queda claro, es crucial y marca una pauta en la historia de la Revolución cubana.

Los más grandes y hasta los más pequeños descubrimientos humanos nacieron del método de ensayo y error, aplicable también a las normativas que se llevan a vías de hecho.

Y no quiero inferir que haya que estar modificando todos los días algo, pero en medio de un escenario tan dinámico jamás sobrará revisar, rectificar y reajustar todo lo que se concrete en materia legal.

Las transformaciones que ya se ha venido aplicando, incluso desde antes de refrendarse la nueva constitución, lo mismo en la vivienda, el trabajo por cuenta propia, la inversión extranjera y otros sectores son termómetros que debemos observar atentamente.

Sobre los hombros de algunos pesa la responsabilidad de mejorar los cambios, (desde la legalidad socialista), sin lamentaciones y con soluciones integradas ,  como alerta el Presidente Díaz Canel.

Pero a todos nos corresponde lo fundamental: respetar y defender la ley con conciencia y entusiasmo, con perspicacia, conocimiento, coraje y pasión por Cuba, de otra forma nos estaremos distanciando de ese producto final, que es en definitiva un país más justo y próspero.

No faltan por estos días quienes de mala fe critiquen las novedades jurídicas nacionales porque apuntan a la metamorfosis resuelta de, seguir siendo nosotros mismos.

Vale la pena caminar, aunque te caigas, advierte el escritor Eduardo Galeano, quien recuerda que el desafío está planteado desde hace tiempo y no es precisamente, convertirnos en una triste caricatura del Norte.

De ahí que nos hemos confabulado para cambiar, transformar y mejorar a Cuba para los cubanos y también, para el mundo.

Marlene Caboverde

Periodista de Radio Jaruco y Editor Jefe de la Redacción Digítal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *