En circunstancias adversas, todo el esfuerzo del país para garantizar el venidero curso escolar y los uniformes

Compartir con:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print

Pese a adversas circunstancias económico-financieras y el impacto que tiene el arreciamiento del bloqueo estadounidense, el Gobierno cubano toma todas las medidas para que el próximo curso escolar comience con los aseguramientos indispensables y se desarrolle con éxito. Sobre ello informó en la Mesa Redonda la ministra de Educación, Dra. Ena Elsa Velázquez Cobiella, acompañada de la viceministra de Comercio Interior Nancy Valdés Jiménez y la vicepresidenta primera del Grupo Empresarial de la Industria Ligera. Cubadebate refleja los puntos principales de sus intervenciones.


La prioridad: Preparar a maestros y cuadros

Estamos en la recta final del actual curso escolar, pero el Ministerio de Educación ya está enfrascado en tareas muy importantes de cara al próximo periodo lectivo, informó la ministra de Educación. Entre esas prioridades se cuentan:

Desde abril se inició la preparación de las estructuras de dirección, con el seminario nacional, y a partir de ahí se ha desencadenado este proceso en las provincias, municipios, continuará con los directores de las instituciones y culminará en julio con los maestros.

El otorgamiento de la continuidad de estudios de los alumnos que culminan el noveno grado, en el que hay garantía para el 100% de los que terminan la secundaria básica, el 42% para preuniversitario y el 58% para la ETP. Esta última incluye la Educación Artística (1 182), el INDER (3 469), MINSAP (3 471), Formación Pedagógica (11 013) y el resto de las especialidades de técnico medio y obrero calificado.
La garantía de los maestros que necesitamos para comenzar el curso escolar. Se proyecta iniciar con el 94% de las plazas cubiertas, superior al curso anterior en 2%. Para el resto de las necesidades se utilizarán profesores contratados, de la producción y los servicios, alumnos ayudantes de las universidades, entre otros.

Es importante destacar que contaremos con 5 813 nuevos maestros y profesores egresados: 4 086 de las escuelas pedagógicas, 1 189 de las universidades (estos se ubicarán fundamentalmente en las escuelas pedagógicas, IPVCE y preuniversitarios) y además 538 egresados del curso de formación de 2 años. También contaremos con 3 810 estudiantes del último año de las carreras pedagógicas universitarias que realizarán su práctica a tiempo completo en las escuelas y están siendo ubicados en las instituciones que serán su centro laboral una vez graduados, cumpliendo un acuerdo del noveno congreso de la FEU.

Hasta el momento el éxodo y la inactividad son ligeramente inferiores a la etapa anterior.
Para el próximo curso escolar contaremos con 29 escuelas pedagógicas. Se abren dos más, una en Santiago de Cuba, en el municipio Palma Soriano, y la otra en Mayabeque en el municipio de Bejucal. La matrícula de estas escuelas superará los 28 000 estudiantes.

En relación con las carreras pedagógicas universitarias, ya se han otorgado 4 421 plazas, cifra superior al curso anterior, pero, además, hay una mayor apertura en las disciplinas de mayores necesidades, como son las ciencias.

También hay una proyección superior en la matrícula de estudiantes que ingresarán en los colegios pedagógicos universitarios como garantía de mayor ingreso en el curso regular diurno de las carreras universitarias pedagógicas en el curso 20-21.

Para la enseñanza técnico profesional han sido conciliadas con los organismos 8 323 aulas anexas y se desarrolla el proceso de certificación de las mismas; 4 957 especialistas de la producción y los servicios impartirán clases a los estudiantes en los politécnicos y aulas anexas; 5 236 profesores de los centros se reciclarán por las empresas para actualizar sus conocimientos y desarrollo de habilidades.

También se está trabajando en la creación de condiciones para desarrollar el plan de actividades del verano, en instalaciones pioneriles, escuelas seleccionadas por consejos populares y villas para la estimulación a los maestros.

Los días 30 y 31 de mayo participamos en la cuarta edición del ERCE (Evaluación Regional Comparativa Explicativa) desarrollada por la Unesco. El laboratorio seleccionó 251 escuelas primarias de 14 provincias y 97 municipios. La asistencia se comportó al 98.7 %, los observadores internacionales evaluaron de satisfactorio el proceso de aplicación.

Alternativas para garantizar los recursos materiales del próximo curso

La ministra de Educación también ponderó los obstáculos objetivos que se enfrentan para garantizar a tiempo los recursos materiales para el próximo curso escolar e informó de la situación que existe. La Dra. Ena Elsa señaló:

«Es importante informar que el Ministerio de Educación también experimenta afectaciones como resultado de la situación económica que tiene el país, por la falta de liquidez para importar materias primas y pagar los créditos, que en el caso de nuestro organismo es con China y que como sabemos en este año se ha agudizado por todas las medidas que el gobierno de EE.UU. está tomando para arreciar el bloqueo.

«La prioridad ha sido adquirir aquellos renglones que no pueden faltar para desarrollar el proceso docente educativo: libretas, lápices, tizas, algunos otros como acuarelas, plastilinas y temperas, así como el módulo de los maestros, priorizando los que imparten docencia directa, que tienen garantía. Hay afectaciones con el papel para maestros y alumnos, la producción de los libros de textos para la reposición está al 76.72% y 17 cuadernos de trabajo están pendientes.

«Avizorando esta situación, desde el mes de abril se precisaron orientaciones a los directores provinciales y municipales sobre las medidas a tomar, teniendo en cuenta los inventarios con que contamos en los almacenes, la recogida de varios millones de libros en manos de los estudiantes, la recuperación de todos los que el deterioro lo permita, redistribución entre escuelas, municipios e incluso provincias, con el objetivo de atenuar las afectaciones.

«En relación con el mobiliario, la industria no ha podido importar los tubos, la melamina y la resina, hace varios meses se desarrolla un proceso de reparación, el que debe intensificarse en esta etapa.

«En cuanto a la reparación de centros, aunque el plan se concibe para todo el año y es de 1 493, al terminar el mes de mayo hay un cumplimiento favorable. Los 78 centros afectados por el tornado en la capital fueron recuperados. Nos quedarán sin reparar 1 078 centros, evaluados de R y M, lo que representa el 10.45%. Hace unos cinco años más del 40% de los centros escolares estaban en esas categorías.

«Varias provincias, aunque mejoran con respecto a su situación anterior en el contexto nacional, son las que más centros deteriorados tienen: Artemisa, Matanzas, Mayabeque, Holguín, Santi Spíritus, Holguín y La Habana. Se está poniendo en esta tarea mucho empeño por los gobiernos locales a pesar de que hay algunas limitaciones con la carpintería, impermeable, juegos de baño… Sin embargo, se avanza.

«Se proyecta una mejoría sustancial en la disponibilidad de televisores ya que se han adquirido más de 25 000 híbridos de pantalla plana y se repararán los más de 34 000 rotos en las escuelas, proceso que ya se inició.

«En relación con las computadoras, la disponibilidad es del 75%, a pesar de que la industria ha informado sobre la entrada de kits de reparación y algunas computadoras. La mejoría será muy discreta y le daremos prioridad a los centros que en estos momentos tienen una situación crítica.

Uniformes atrasados pero seguros

Para esta etapa, en años anteriores ya había comenzado la venta de uniformes; sin embargo, atrasos en la llegada de los tejidos importados han provocado un considerable atraso en la producción del ajuar escolar, lo cual obligará a un extraordinario esfuerzo de los trabajadores de las fábricas de confecciones del Grupo Empresarial de la Industria Ligera.

La vicepresidente primera de ese grupo, Mirla Díaz Fonseca, informó en la Mesa Redonda que para el curso 2019–2020, se presentó a la industria una demanda de 3.7 millones de prendas, de las que se han asegurado 1.5 millones con inventarios de tejidos en la industria y de prendas terminadas existentes en los canales mayorista y minorista. Quedan por producir 2.2 millones.

A pesar de las dificultades con la importación, el país logró financiar los mismos, y ya se comenzaron a recibir los tejidos y accesorios que aseguran el completamiento de todas las prendas demandadas.

Para ello, la industria de las confecciones textiles ha dispuesto, en todo el territorio nacional, de 13 unidades empresariales de base productivas, con 64 fábricas, distribuidas en 56 municipios y más de 5 300 trabajadores.

La Empresa Comercializadora ENCOMIL ha asumido la extracción en tiempo récord de los tejidos, así como su distribución hacia los almacenes.

Se ha comenzado a trabajar intensamente, sin descuidar la calidad, para terminar el 100% de las prendas en el mes de agosto, priorizando en junio y julio las destinadas a los grados iniciales: preescolar y quinto, séptimo y décimo grados.

Por su parte, la viceministra del MINCIN, Nancy Valdés Jiménez, puntualizó que la cantidad de prendas escolares a producir para cada curso se realiza a partir de la información del MINED sobre la cantidad de estudiantes que se incorpora en cada enseñanza y sus diferentes grados, y teniendo en cuenta los inventarios con que se cuenta, tanto mayoristas como minoristas.

La demanda presentada por el MINCIN a la industria para el curso 2019–2020 ascendió a 3 118 000 prendas, en números cerrados, lo que fue respaldado por el plan de la economía; por lo que se producirán todos los uniformes solicitados.

Cada año la venta del uniforme escolar comienza escalonadamente por provincias en el mes de mayo, en algunas en los primeros días de junio, y se extiende hasta el mes de diciembre. A partir del corrimiento en las fechas de producción no se ha podido comenzar la venta, ya que se deben completar las cantidades de prendas por enseñanza y sexo en su desglose de tallas, en cada municipio.

Se mantiene la misma norma en la entrega del uniforme: 2 uniformes para los grados iniciales, incluido quinto grado por la bermuda, y 1 uniforme para los grados continuantes, excepto los grados finales de secundaria, preuniversitario, politécnico y tecnológico.

La viceministra enumeró las medidas que se adoptan en el comercio para ordenar y agilizar las ventas, con el objetivo principal de que todos los estudiantes de nuevo ingreso acudan uniformados al inicio del curso escolar:

1. En todo el país se realiza la vinculación de las escuelas con los establecimientos minoristas, para lograr un mayor control de la adquisición del uniforme y satisfacción en la compra. Cada escuela conocerá dónde le corresponde comprar el uniforme y los establecimientos minoristas cuentan con los listados por escuelas, grados y sexo. Existe una experiencia positiva en La Habana.

2. Ampliación de la red de establecimientos que venderá el uniforme, según la cantidad de escuelas y estudiantes vinculados. Se realizará la venta en 1 183 establecimientos.

3. Extender los horarios de servicio a la población y los domingos hasta el mes de septiembre, para lo cual los trabajadores del comercio, vinculados tanto con la distribución desde los almacenes como con la venta minorista y las estructuras de dirección, harán esfuerzos adicionales para cumplir el objetivo.

4. Se activan todos los atelieres de las empresas de servicios para la adaptación o ajuste de los uniformes.
Realizar la venta en dos etapas, comenzando por los grados iniciales prescolar y quinto grado de primaria, séptimo de secundaria, primero de preuniversitario, politécnico y pedagógico. En la segunda etapa compran los estudiantes del resto de las enseñanzas. Los grados están avalados en los bonos que reciben los estudiantes para la adquisición del uniforme. (No reciben uniforme los grados terminales de secundaria, pre, politécnico y pedagógico).

5. El inicio de la venta será escalonado, en la medida en que se entregue por la industria y se completen las prendas por enseñanzas en los municipios, debiendo comenzar para la primera etapa desde finales de julio e inicios de agosto, excepto los primeros años de preuniversitario (décimo grado), pedagógico y tecnológico con prenda inferior azul, que será a partir de la segunda quincena de agosto.

En el completamiento de los municipios se priorizan el municipio especial Isla de la Juventud, las zonas de difícil acceso y el Plan Turquino. Hoy las provincias que requieren mayor completamiento del uniforme son La Habana, Santiago de Cuba, Granma y Matanzas.

6. La fecha del inicio de la venta se dará a conocer de forma oportuna por los grupos empresariales de Comercio de cada provincia a través de los diferentes medios de comunicación local, tanto provincial como municipal, en estrecha vinculación con las direcciones de Educación. También se expondrán en los establecimientos minoristas.

7. Se realizará por parte del Ministerio y su OSDE de productos industriales un control permanente de la entrega de la industria a las empresas provinciales y el completamiento a los municipios.

8. Los canales de información e interacción con la población llevarán un monitoreo permanente.
Canales del MINCIN:
Teléfonos de atención a la población: 7 868 3536 y 7 868 3549
Correo institucional: consumidor@mincin.cu
Twitter: @MincinCuba
Facebook: Protección al consumidor MINCIN Cuba

A modo de resumen, se producen los uniformes para todos los estudiantes y niveles que lo llevan, se priorizan en la venta los grados iniciales, el comercio adopta medidas organizativas para agilizar la venta y lograr cumplir con el objetivo de que todos los estudiantes de nuevo ingreso tengan uniforme para iniciar el curso escolar.

La ministra de Educación informó durante el programa que a partir del 1 de julio se entregarán en todas las escuelas los bonos para adquirir el uniforme escolar y que en cada centro se brindará la información sobre el establecimiento comercial dónde lo adquirirán los estudiantes de esa institución.
Otros compromisos de la industria con la educación

La producción de libros, cuadernos de trabajo y libretas entre las responsabilidades de la industria nacional con la educación cubana.

La industria ligera asegura las siguientes producciones con destino al curso escolar:
• Uniformes escolares,
• Mobiliario, colchones, almohadas,
• Libros de texto, cuadernos de trabajo,
• Libretas escolares,
• Sábanas, fundas, toallas, frazadas de piso,
• Productos de aseo y limpieza,
• Artículos deportivos, entre otros.

Para el curso 2019–2020 se presentó a la industria una demanda de 32.7 millones de libretas, la primera etapa del curso requiere de 15.3 millones, de las que se han asegurado hasta la fecha 5.5 millones.

Para ello, la industria poligráfica ha dispuesto de 8 unidades empresariales de base productivas, distribuidas en 8 municipios y con más de 400 trabajadores.

Ante las dificultades con la importación de maderas y acabados para la producción de mobiliario escolar, la industria cubana del mueble, en colaboración con los organismos formadores, ha acometido la reparación de más 24 000 muebles y se han entregado más 29 000 muebles nuevos.

Para ello la industria ha dispuesto de 7 unidades empresariales de base productivas, distribuidas en 7 municipios y más de 800 trabajadores.

Llamado a cuidar lo que se tiene

En el final del programa radiotelevisivo, la ministra de Educación hizo un llamado a toda la comunidad educativa y las familias:

«No puedo dejar de decir que en los últimos 10 años ha sido significativo el monto financiero que el Estado ha destinado para la producción de la bibliografía necesaria, más de 10 millones de ejemplares todos los años, adquisición de laboratorios de ciencias para las secundarias básicas y preuniversitarios y módulos para los demás niveles educativos; computadoras, televisores, laboratorios de inglés y aulas inteligentes para las escuelas pedagógicas. Hemos mantenido una producción sistemática y en ascenso de recursos informáticos y audiovisuales por parte de nuestra empresa Cinesoft.

«Por tanto, en estos momentos en que vamos a contar con una cifra inferior de recursos, sin afectar los imprescindibles, se impone la necesidad del uso óptimo de todos los que tenemos y que a veces por falta de preparación de los maestros y de los que dirigimos no se hace. Por otro lado, cuidar más lo que tenemos, es una manera de contribuir a la economía del país».

Tomado de Cubadebate

Cubadebate contra el Terrorismo Mediático

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *