Cuba apuesta por el turismo, ¿y Jaruco…? (+Fotos)

Compartir con:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print

El éxito alcanzado en la recién finalizada Feria Internacional de Turismo reafirma la apuesta realizada por Cuba a la actividad turística como uno de los sectores estratégicos para el Plan de Desarrollo hasta el 2030.

Los resultados de la misma pusieron de manifiesto el interés y la confianza mostrados por los inversores extranjeros por el destino Cuba a pesar del recrudecimiento del bloqueo y la prometida activación del título tercero de la Ley Helms-Burton.

Dirigentes del Ministerio del Turismo (MINTUR) puntualizaron que se han identificado a lo largo de todo el país un grupo de edificaciones, espacios patrimoniales y antiguos hoteles, que se incorporan al plan de inversionista de dicho ministerio.

Posteriormente, mediante un proceso conciliatorio con las autoridades de los territorios, y la realización de un estudio de cada una de las propuestas, si todo resulta ajustado a las leyes, de inversión, medioambiental, incluidas las legislaciones sobre el patrimonio, entonces se realiza la inversión.

Restaurante el Criollito, Parque Escaleras de Jaruco

Dentro de esa estrategia ministerial para continuar apostando por el desarrollo del turismo se ha tenido en cuenta el creciente interés por las modalidades de turismo de ciudad, patrimonio y cultura.

Entonces me hago las siguientes preguntas: ¿Acaso pueden menospreciarse las cualidades de Jaruco para insertarse en esas estrategias de desarrollo turístico?

Parque Escaleras de Jaruco ¿Qué se necesita para construir e implementar aquí un proyecto de desarrollo económico que contribuya a mejorar las condiciones de vida, generar empleos y la conservación de su patrimonio local, cada vez en mayor peligro de perderse?

Desde tiempos atrás aquellos antiguos viajeros que arribaron a la Ciudad Condal no pasaron por alto, que dentro de su modesta fisonomía, resaltaba la belleza paisajística y las bondades de su clima y sus aguas.

Hoy todo foráneo que visita Jaruco, aun dentro de su lamentable aspecto físico-ambiental, distingue su patrimonio arquitectónico y el entorno de su centro histórico, denominado no pocas veces como la posible Trinidad de Mayabeque.

A lo anterior se suman las potencialidades paisajísticas y recreativas del Parque Escaleras de Jaruco, su cercanía a las instalaciones del Campismo y de la hotelería enclavadas el litoral norte de la provincia.

Tren eléctrico de Hershey. Foto Radio Jaruco

El batey del antiguo central “Camilo Cienfuegos”, (Hershey), y su red de ferrocarril eléctrico –único del país- así como la rica historia del cultivo de la caña y la producción azucarera en la región, son otros elementos que favorecerían los encadenamientos productivos, claves para el despegue de la economía.

Son reconocidos los beneficios que reporta un manejo adecuado de la gestión turística en el mundo entero, donde son muchas las pequeñas localidades e incluso países enteros, que sustentan su desarrollo económico en la llamada, industria sin chimeneas.

Pienso que pese a los riesgos y las limitaciones del país en materia financiera, es imperioso pero apostar por el desarrollo del turismo en Jaruco.

Varios años atrás en cada municipio de la provincia –quizás esto tuvo alcance nacional- se confeccionó un Plan de Desarrollo Integral que contemplaba la tendencia o “vocación” económica factible por regiones o territorios, así como las características geográficas, climáticas, demográficas, históricas y culturales, entre otras

En el caso específico de Jaruco fueron identificadas como zonas de “vocación turística”, el centro histórico de la ciudad cabecera municipal, en el Consejo Popular Jaruco y el Parque Escaleras de Jaruco, en Consejo popular de Tumba Cuatro.

Museo Municipal de la Ciudad Condal de Jaruco. Foto Elías Sayas

Considero que fue un trabajo serio porque marcaba un punto de partida para lograr la ansiada autonomía local de los territorios. Pero ¿qué ha sucedido con la concreción de estos planes?

¿Cuáles eran los aseguramientos existentes para materializarlos? ¿Por qué los plazos para su ejecución no se cumplieron? ¿Acaso fue sólo un mero ejercicio de planificación?

Lo cierto es que por determinadas las razones, fuera de mi alcance, no se han cumplido.

A mi juicio la vía más expedita para estimular el desarrollo local del municipio Jaruco es su inserción en un proyecto de desarrollo basado en la gestión turística de su patrimonio local que combine las modalidades de turismo de ciudad con el de naturaleza.

Esto sin renunciar al desarrollo de otras potencialidades locales, lo cual serviría para romper con el círculo vicioso de la falta de financiamiento.

El municipio necesita de un motor que logre compulsar al resto de las actividades económicas locales y a la vez hacerlas sostenibles y sustentables.

Las autoridades del municipio deberían mostrar al MINTUR el real potencial turístico a pequeña y mediana escala que tiene Jaruco, un territorio de limitados recursos, el cual requiere no de un acto de caridad, sino acciones responsables y concretas.

No alcanzaremos ser la sociedad justa y equitativa a la que aspiramos, si sólo potenciamos el desarrollo de determinados polos y otros se quedan hundidos en un fatalismo económico. La obra de la Revolución ha demostrado lo contrario.

Todo parece indicar que Jaruco está fuera de los planes de alcance nacional, así que seguiremos con las pretensiones de hacer germinar en las tierras de la Ciudad Condal proyectos que la desarrollen para el bien de su gente y del país

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *