El globo de Caraballo

Compartir con:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Francisco Martínez Chao

Francisco Martínez Chao

Periodista y colaborador de nuestro Sitio Web
Francisco Martínez Chao

Noticias recientes de Francisco Martínez Chao (ver todo)

Es posible que una buena parte de los actuales vecinos del poblado de Caraballo, desconozcan que hace 66 años el terreno de pelota fue testigo del despegue hacia las alturas de un globo aerostático, muy parecido al que utilizará el legendario portugués Matías Pérez el 28 de junio de 1856.


En este caso el actor principal de esa hazaña fue el español Mario Fernández, que en 1953 era dueño de una panadería en Caraballo, donde también creó una familia.

Resulta que era aficionado a la aeronautica y construyó su propio artefacto con un papel muy parecido al celofán, que unió partes empleándo goma de pegar, alistó las cuerdas que sujetarían la barquilla donde colocó el aparato que producía el fuego para llenar con aire caliente el globo.

La trepada del globo de Mario Fernández ocurrió un sábado de enero de 1953, cuando el sol comenzaba a esconderse sobre el cielo de Caraballo, ante la presencia de una buena parte de los vecinos del pueblo, que se dieron cita en el terreno de beisbol.

Los presentes pudieron observar como ascendía el globo, acompañado de aplausos y vítores para el feliz globonauta de Mario Fernández, hasta que la esférica bola emrumbó hacia el sur hasta perderse de vista cuando estaría sobrevolando el frío poblado de Bainoa.

Hoy los más jóvenes habitantes de Caraballo pueden indagar con la gente más vieja sobre el intrepido Mario Fernández y su globo.

Francisco Martínez Chao

Periodista y colaborador de nuestro Sitio Web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *