El retrato Perfecto

Compartir con:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Marlene Caboverde

Marlene Caboverde

Periodista de Radio Jaruco y Editor Jefe de la Redacción Digítal
Marlene Caboverde

Noticias recientes de Marlene Caboverde (ver todo)

“Esa foto de Camilo, la del billete de 20 pesos la hizo él, me dijo aquella mañana de otoño de 2009 el entonces director de la revista humorística Palante, Pedro Viñas Alfonso. Y acto seguido me lo presentó. Era Perfecto Romero Rodríguez.

Vea también : Camilo en el lente de Perfecto Romero

Aquel día conversamos brevemente sobre su obra, sobre Camilo y el Che. Pero semanas más tarde lo visité en su casa de La Habana, donde continuamos el diálogo.

Perfecto era de las Villas y trabajaba como fotógrafo de cumpleaños, bodas y quinces cuando el paso de la columna rebelde del Che lo atrajo como un imán.

El Che se alegró con la llegada de Perfecto porque él le concedia gran importancia al testimonio fotográfico, y según el Guerillero, su cámara se le había echado a perder con la lluvia.

Fue así como Perfecto se enroló en la misión de fotorreportero de la columna del Che. Gracias a su lente se guardan imágenes invaluables de aquellos días gloriosos.

Luego conoció a Camilo y cuando triunfó la Revolución lo acompañó en sus recorridos por la Isla, y durante los muchos discursos que entregó en pueblos y ciudades.

Dice Perfecto que Camilo era alto, flaco y muy fuerte. Recuerda que caminaba muy rápido como si no se cansara nunca y como si un fuego inefable ardiera permanentemente en su espíritu.

También evoca con emoción que las mujeres se volvían locas cuando veían al rebelde con su barba, su risa y sus modales de hombre amable y cubanisimo, a la vez.

Cuenta Perfecto que a su paso por las poblaciones, a Camilo la gente le llenaba los bolsillos de papelitos con elogios y peticiones de todo tipo.

Y dice que los leía uno por uno, atentamente, siempre con el ánimo de responder y corresponder al cariño del pueblo.

Todo aquello lo recogió con su cámara Perfecto Romero. De modo que guarda en su casa cientos de negativos y fotografías de Camilo, el Che, Fidel, Almeida y muchos otros heroicos soldados.

Hay una foto suya memorable en la que se conjugan indignación y rebeldía. Es la marcha luego de la explosión de la Coubre en la que se ven al Che, a Fidel y otros dirigentes.

Esas y otras imagenes pasaron por mis ojos el día de nuestro diálogo, cuando me confesó su temor por la fotografía digital, porque puede perderse si no se resguarda apropiadamente, sentenció.

“Siempre ando con la cámara”, me dijo, “es que las historias te salen al paso y debes estar listo para captarlas”.

También me obsequió una fotografía de Camilo que tiene su dedicatoria, su arte, su magia.

Hace unos días lo vi en la tele hablando de una exposición suya en La Habana, a propósito de otro aniversario de la desaparición física de Camilo.

Me dio saltos de alegría el corazón, sobre todo porque él, su obra, sus recuerdos y su pasión por Cuba gozan de buena salud. Así que es una suerte que nos siga acompañando y aleccionando Perfecto Romero, el fotógrafo de la historia.

Marlene Caboverde

Periodista de Radio Jaruco y Editor Jefe de la Redacción Digítal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *