En la diana del corazón (+Fotos)

Compartir con:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Competiciones en el campo de Tiro de Jaruco

¡Cuánto satisface detenerse un instante a observar el esfuerzo de décadas de trabajo! Si el resultado valió la pena, el corazón se agita y los ojos se cubren de lágrimas. Esa emoción la sintió en carne propia, el jaruqueño Clemente Nardo Brito Álvarez, cuando en la mañana de este once de agosto le fue concedido, la distinción de Miembro de Honor de la Federación Cubana de Caza Deportiva (FCCD).


Aficionados de Jaruco a la caza deportiva en la década de los 80

El merecido reconocimiento responde a las más de tres décadas al frente del Campo de Tiro Skeet, de Jaruco, ubicado en la periferia de la Ciudad Condal y único de su tipo en el occidente cubano.

Nardo, como todos le llaman a este jaruqueño, sintetizó en unas pocas palabras su emoción y agradecimiento: “Contar con este campo de tiro, y mantener en funcionamiento de esta Filial Municipal, es el esfuerzo no solo mío, sino de muchos compañeros que iniciaron conmigo esta idea y muchos que la mantienen hoy. También es la batalla contra muchas personas que en un tiempo quisieron extinguir este espacio de confraternidad, socialización, recreación, pero que además con el decursar de los años fue sitio de entrenamiento de varios tiradores que nos han representado en lides nacionales e internacionales.”

Club de Cazadores . Foto Yuniel Rodríguez

Clemente a sus 83 años de edad, ha superado varios problemas de salud con el ánimo de mantener activa la caza deportiva en Jaruco y otros municipios de Mayabeque. Hace solo un año perdió la visión de su ojo derecho, pero aún así, realiza sus disparos certeros a los platos lanzados por las primeras máquinas de las torres laterales del Campo de Tiro.

Pero este domingo 11 de agosto no solo se hacía pública la noticia para Nardo como Miembro de Honor de la FCCD. Casi al término de la entrega de tal distinción se supo que el Campo de Tiro Skeet, de Jaruco, será restaurado completamente de conjunto con otros tres ubicados en las provincias de Villa Clara, Camagüey y Holguín, los cuáles, además de su fin social, serán centro de entrenamiento del Equipo Nacional de esa modalidad deportiva.

Los aplausos y las voces de júbilo de los más de 300 presentes no demoraron, una vez dada a conocer la información, y de nuevo llegaron a los ojos del octogenario Nardo las lágrimas incontrolables.

La tarde terminó rememorando esos sábados y domingos de hace años atrás, cuando los integrantes del Club de Cazadores de Jaruco, realizaban sus disparos a los platos.

Regresarán para Nardo y para el pueblo jaruqueño los fines de semana con el eco de los rifles de cartucho, y entonces el olor a pólvora entremezclado con el de las Escaleras de Jaruco llegarán nuevamente, a la diana de su corazón.

Yuniel Rodríguez

Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *