La Revolución Cubana en las frases de Fidel

Compartir con:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print

Como orador excepcional capaz de cautivar a millones de personas con sus discursos y como protagonista de maratónicas entrevistas, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz pronunció a lo largo de su vida política, incontables pensamientos y expresiones que exponen de la grandeza de una Revolución que ya tiene 60 años.


A sus conceptos y predicciones contenidos en lo que se pudieran calificar como frases célebres, nos acercamos hoy.
“Esta revolución es tan verde como las palmas”. Afirmó Fidel en los primeros días de enero de 1959, tesis que se convertiría en las luces de esperanzas de un pueblo comprometido con la defensa y la consolidación de la Patria naciente.

El año 1961 fue determinante en la definición del modelo político cubano. En la primera fecha fuimos víctimas del acoso internacional del imperialismo yanqui, como el ataque a Playa Girón, y el 16 de abril de ese año, protagonizó junto al pueblo uniformado la primera gran derrota del imperialismo yanqui en América, entonces él sentenció: “Nosotros hemos hecho una revolución; una revolución socialista bajo las mismas narices de los Estados Unidos”.

Y meses más tarde, el primero de diciembre aseveró: “Ese era el camino que tenía que seguir la Revolución: el camino de la lucha antiimperialista y el camino del socialismo, es decir, de la nacionalización de todas las grandes industrias, de los grandes comercios, la nacionalización y la propiedad social de los medios fundamentales de producción”.

En las décadas siguientes se fue consolidando el Programa del Moncada con el perfeccionamiento de la economía, la cultura, la educación, el deporte, la agricultura… entre otros sectores.

Llegaba el año 1991. El pueblo cubano se preparaba para lo que provocaría la desintegración de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

En aquel difícil contexto para la economía del país el Fidel anunció: “Los tiempos que se avecinan son más duros, por lo que hay que acompañar a la generación histórica dirigiendo este combate, pues mañana cuando no estén con nosotros, la patria que vamos a dejar tiene que ser sólida, sin desorden, sin indisciplinas, sin corrupción. ¡Ese es el reto!”

Quedó atrás la etapa más cruda del período especial. El pueblo cubano sufrió, careció de alimentos, ropa y calzado, pero lo acompañó siempre el Gigante, ese ser universal que años antes afirmó, “Caiga quien caiga, muera quien muera, la Revolución cubana no desaparecerá”… “Con armas en la mano, no me importa la forma en que muera, pero con la seguridad de que, si nos invaden, moriré combatiendo”.

Y en ese combate del pueblo cubano por mantener las conquistas de la Revolución, permanece Fidel, el más grande, el gigante, el guía, el Padre…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *