Las hadas de Etán

Compartir con:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Marlene Caboverde

Marlene Caboverde

Periodista de Radio Jaruco y Editor Jefe de la Redacción Digítal
Marlene Caboverde

Noticias recientes de Marlene Caboverde (ver todo)

Etán Samuel Martínez Núñez es un niño de Jaruco de seis años de edad y nació el 17 de diciembre de 2012 con un retraso global del neurodesarrollo, que le ocasionó una parálisis cerebral estática.


El pronóstico inicial de los médicos era poco alentador porque en la mayoría de los casos el padecimiento limita el desarrollo del lenguaje y el aprendizaje, en tanto dificulta el control muscular de los miembros superiores y afecta la actividad motora.

Pero, afortunadamente Etán fue bendecido por unas buenas hadas que le quieren y le acompañan.

La primera de ellas es su mamá Misleidis Nuñez Remo.

Increíblemente, dice ella, su niño ha evolucionado muy bien gracias a la atención de los médicos, las logopedas y los maestros.

“Le dan actividades participativas y hasta juega dominó con sus compañeritos del aula. Pero también se relaciona muy bien con los adultos, los vecinos y la gente lo quiere mucho”.

Mientras narra los progresos de Etán, le veo a él está sentado a la mesa muy atento a la escritura de algunas palabras con las letras m y p. Y para que yo no albergue dudas de que ya sabe muchas cosas, lee para mí, convenciéndome de que lo hace bien.

Sin dejar de lado el lápiz y la libreta, el niño dice el nombre de su segunda hada protectora Dinorah Esponda Suárez, su asistente educativa y permanente compañía en la escuela.

El día de la entrevista están juntos en la casa de Etán porque este tiene un poco de catarro, y debe recuperarse pronto para enfrentar con éxito la cirugía que lo ayudará a andar mejor.

Percibí en aquellos momentos el cariño que existe entre ambos y como, de alguna manera él insufla ganas de vivir y trabajar a la mujer ya jubilada pero que se reincorporó a la escuela hace dos años.

“Etán es especial, es tan cariñoso que me siento muy bien trabajando con él. Puedes estar segura que nunca se queda sin recibir ni atención ni clases”, afirma la pedagoga que acumula 35 años de labor en la educación especial.

Entonces me habla del proyecto educativo Aprende conmigo que se aplica en el aula de primer grado de Etán y otros 21 infantes. A continuación muestra algunas imágenes donde se les ve unidos en actividades pioneriles, culturales y recreativas, como el testimonio del torbellino de amor que envuelve la vida de ese pequeño.

Otras de sus hadas favoritas son su hermana de nueve años Ilisamanta que le cuida y comparte con él juegos y travesuras. Pero también está la primita que le presta el tablet con la satisfacción de que Etán aprende rápido y disfruta de las nuevas tecnologías.

Así que ahí está él, con la risa siempre pintada en su carita porque se sabe resguardado bajo muchas manos de mujer, suerte de hadas maravillosas que hacen de su mundo un lugar más bello y feliz.

Marlene Caboverde

Periodista de Radio Jaruco y Editor Jefe de la Redacción Digítal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *