Lydia se quedará en el CENSA

Compartir con:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print

Iris Palenzuela Páez tuvo el honor y el privilegio de conocer y trabajar junto a la Dra. Lydia Margarita Tablada Romero por más de tres décadas, en el Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria (CENSA) en Mayabeque.

Lidia Tablada
Foto: Rene Perez Massola

Lea también : Lydia Tablada: Una vida a plenitud

Cuando habla de esta gran científica lo hace en presente, remarcando con absoluta convicción que Lydia es invencible.

Cuenta Iris que Lydia fue médico y fundó el CENSA a peticion de Fidel en 1969, cuando escaseaban los veterinarios y era fundamental el talento y la pasión para echar a andar en Cuba el proyecto social soñado por Martí.

Dice esta mujer, científica también y que hoy se desempeña como especialista en Gestión del Capital Humano de esta institución (a petición de Lydia) que todo lo que guarda relación con su vida y obra es grande y hermoso.

Iris Palenzuela Páez. Foto Marlene Caboverde

Iris mantiene como una reliquia una diminuta urna de cristal con tierra de Valle Grande, del sitio exacto donde hallaron los restos del Che, es un regalo de Lydia, confiesa.

Otras 15 o 16 cajitas similares son atesoradas por trabajadores del CENSA, que también la secundaron en la idea de construir el futuro de hombres de ciencia, concebido Fidel y deseado por ella.

Está triste Iris, lo veo mientras escribe unos versos que le obsequia a la amiga, a la compañera.Pero a la vez la conforta la idea de que además de reposar en los jardines del CENSA, Lydia seguirá en este, su entrañable hogar, anunciando el sol al compás de sus tacones, de su risa, de su fuerza.

Y es que esta extraordinaria cientifica cubana se quedará donde fue más útil, donde tanto amó y tanto la quisieron.

A LYDIA
Lydia resulta difícil
Resumir en esta rima
Una vida tan intensa
Y de entrega desmedida.

Desde los primeros pasos
De nuestra Revolución

Te incorporaste muy joven
A este carro, con pasión.

Activa Joven Rebelde
También alfabetizaste
Y a cada llamado hecho
Tus energías brindaste.

Por ese camino recto
Y con total convicción
Le respondiste a FIDEL
Variando tu profesión.

Para suerte de la Patria
Sedimentaste sapiencia
Y un camino victorioso
En la rama de la ciencia.

Con tu dirección certera
Y tus manos en acción
Se alcanzaron resultados
De una gran connotación.

Pero el mayor resultado
Por muchísimas razones
Es que nos diste tu ejemplo
A varias generaciones.

Y ese legado sembrado
Con tus cenizas aquí al frente
Perdurará por los años
Pues siempre estarás presente.

Martí dijo que “la muerte
No es verdad si se ha cumplido
Bien la obra de la vida”…
Y ese ha sido tu camino.

Por eso no hay despedida
Y en cada reto enfrentado
Con todo este colectivo
Marcharás a nuestro lado!!!

Iris Palenzuela Páez
1º de octubre 2019

Versos a Lydia Margarita Tablada, en la voz de su autora, y su compañera Iris Palenzuela (Video)

Marlene Caboverde

Periodista de Radio Jaruco y Editor Jefe de la Redacción Digítal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *